Prueba de Manejo

Suzuki Swift aut vs Toyota Yaris aut vs Mazda2 aut

La guerra de los subcompactos con transmisión automática

Suzuki Swift aut vs Toyota Yaris aut vs Mazda2 aut

Antecedentes

Cada día se vuelve más importante que los autos económicos cuenten con una transmisión automática, tal es el caso del Suzuki Swift que en su generación anterior no la ofrecía y por lo menos en experiencia propia, muchas personas lo eliminaban de sus opciones por este motivo. El Mazda2 es un modelo relativamente recién llegado que desde un principio sí la ofreció y finalmente, el nuevo Toyota Yaris que por ahora está un una única versión sin tercer pedal.

Sabemos que existe una cuarta opción con caja automática, el Nissan March (que de hecho cuenta con dos versiones automáticas: la SR y Advance) pero su precio más cercano está a casi $40,000 pesos de distancia por debajo de los otros tres. Eso y que tanto el Yaris, Swift y Mazda2 tienen un perfil más alto en calidad de plásticos y diseño así que tuvimos que dejarlo fuera de la comparativa.

¿Cuál es el mejor?

 

Precios:

Toyota Yaris Premium Automático: $224,000

Mazda2 Touring Automático: $223,300

Suzuki Swift GLS Automático: $214,000

 

Características técnicas y mecánicas

La competencia entre estos tres subcompactos con transmisión automática está tan cerca que no podríamos haberlo hecho mejor. Los tres utilizan una transmisión automática convencional de cuatro relaciones, cuentan con una potencia cercana a los 100 Hp (106 para el Yaris, 100 para el Swift y 102 para el Mazda2) y un torque también cercano a las 100 Lb-pie (103 para el Yaris, 98 para el Swift y 99 para el Mazda2). Los motores tanto del Toyota como del Mazda son de 1,500 cc y el único que desentona es el Suzuki pues logra casi los mismos números con un motor de 1.4L, 100 cc más pequeño.

En cuanto a las suspensiones, cada marca la llama diferente, pero básicamente es independiente para el eje delantero y de barra de torsión para atrás en los tres. Los frenos también son de discos ventilados adelante y de tambores atrás.

A resumidas cuentas, el Yaris tiene la ventaja de la mayor potencia, después el Mazda2 y por último el Swift. Esto podría dar la impresión de que ganaría el Toyota, pero algo muy importante a considerar es el peso que necesita mover con ese motor más potente que en orden descendiente queda exactamente de la misma forma de la potencia, así que el ganador se definirá en los demás aspectos.

De acuerdo a la página de www.ecovehículos.gob.mx, los consumo de combustible y gasto anual en combustible quedan de la siguiente forma:

Toyota Yaris: 16.50 km/l en ciudad, 20.40 km/l en carretera, 18.05 km/l combinado y $9,600 pesos de gasto anual

Mazda2: 10.60 km/l en ciudad, 16.10 km/l en carretera, 13.91 km/l combinado y $14,900 pesos de gasto anual

Suzuki Swift: 12.82 km/l en ciudad, 19.23 km/l, 16.47 km/l combinado y $12,300 pesos de gasto anual

 

Interior

Estos tres subcompactos se separan del resto –además de la transmisión automática- por dar una impresión de mayor calidad. Ya no es suficiente ofrecer un auto con buena potencia y rendimiento en el segmento, sino que cada vez más los clientes quieren sentirse en un auto con mayor nivel,  buenos materiales y un diseño atractivo desde la perspectiva donde ellos pasarán más tiempo, o sea detrás del volante.

En este nuevo Yaris, el cuadro de instrumentos se mudó al lugar correcto, o sea enfrente del conductor y no en el centro del tablero. Éste y el nuevo tema en dos tonos son los más grandes cambios. Ahora el interior del Toyota se mira como el de un auto más refinado y no tanto de volumen, algo que se agradece. Aún tiene algunos detalles que nos dejan con mal sabor de boca como la “faldita” de los asientos del lado interior junto a la consola central que efectivamente sirve para que no sea vean los rieles y cables de los asientos pero luce como una solución barata y de mal gusto.

El Swift, mantiene un solo tono para los plásticos, el negro. Siendo más simple que el del Yaris pero también menos pretencioso.

Finalmente, el Mazda2 que es el de diseño más conservador por ponerlo de una forma. Es el más parecido al resto de la gama de cada marca con los elementos que encontramos en forma circular.

La calidad de los materiales es mejor en el Suzuki Swift, seguido del Mazda2 y por último el Yaris pero en espacio interior y cajuela, el Mazda2 ofrece el mejor balance de los tres.

El tema del interior, entonces, definitivamente lo gana el Mazda2 por su buena calidad de materiales, diseño y espacio. En segundo lugar, el Suzuki Swift y por último el Toyota Yaris.

 

Manejo

Al ser tres autos pequeños del segmento de los subcompactos, no podemos esperar grandes prestaciones deportivas pero sí es importante que éstos transmitan una sensación de seguridad y control total tras el volante. Otro gran punto de importancia es que la transmisión se sienta ágil y además de ayudar a relajarnos en el tránsito citadino pesado, en carretera sea también confortable, rápida y no consuma más combustible.

Empezamos por el Mazda2, el único de los tres con dirección hidráulica pues los otros dos cuentan con asistencia electromecánica. Esta es una ventaja pues transmite de mejor manera lo que sucede con las ruedas en carretera, en ciudad es un poco menos ligera que la de los otros dos pero es un sacrificio que por lo menos de manera personal nosotros sí estaríamos dispuestos a aceptar.

La suspensión es cómoda y resulta divertido de manejar en una carretera sinuosa, manteniendo siempre el control del vehículo. De hecho, fuera del pequeño problema que detectamos durante nuestra primera prueba del Mazda2 con el ABS y los baches (cuando pasas una ondulación con el freno pisado, el ABS actúa de manera intrusiva), que también se presentó en la versión automática, no tenemos queja sobre el manejo del Mazda. Es divertido, se siente seguro y sobre todo no da la impresión de estar manejando un vehículo económico.

Otro punto importante es el principal de nuestra comparativa, la transmisión automática. Ésta se siente muy ágil a bajas velocidades y los cambios los realiza suavemente. En carretera sí nos hubiera gustado que la relación no fuera tan larga pues existen momentos en que desearías subir una velocidad más pero la caja no lo hace de manera automática para mantener el torque del motor.

El Toyota Yaris es probablemente el menos entusiasta de los tres. Sí resulta cómodo en ciudad en cuanto a suspensión, la transmisión automática y la increíblemente suave dirección eléctrica, pero cuando quieres exigirle un poco más la caja hace los cambios bruscamente y la dirección no te brinda la confianza para entrar rápido a una curva –o por lo menos no tanta como en el Swift o el Mazda2.

Otro punto en contra es el aislamiento de la cabina. Entendemos que al contar con un motor pequeño en un auto “de entrada”, el ruido del motor se hace presente en el habitáculo, pero en el Yaris es excesivo y en algunos casos no sólo es el motor, sino el que producen el viento y las llantas contra pavimento. No es que sea un mal auto nada más por esto, pero sí creemos que sus rivales lo hacen mejor.

Por último, el Suzuki Swift, uno de los autos pequeños más divertidos que hemos manejado. La dirección a pesar de ser eléctrica, transmite suficientemente bien lo que sucede con las ruedas. La suspensión es suave pero cuando se entra a una curva a buena velocidad, responde perfectamente agarrándose al pavimento con todas sus fuerzas y la transmisión tiene buen torque a bajas velocidades y la relación de ésta fue desarrollada mejor para el pequeño motor que en los otros dos de la comparativa.

Tanto en ciudad como carretera, su manejo es relajado y gracias a la buena insonorización de la cabina, se pueden hacer viajes largos sin problemas.

 

Conclusión

Al final, la cerrada comparativa nos dejó para elegir entre dos rivales: el Suzuki Swift y el Mazda2. Ambos ofrecen un manejo muy bueno, buen nivel de equipamiento y una calidad de materiales por encima del promedio en el segmento para el interior. Desafortunadamente, sólo podemos designar a un ganador y ese es el Mazda2.

Si bien el Swift se siente muy bien desarrollado en todos los aspectos, la falta de espacio en las plazas traseras y sobre todo en la cajuela, nos hace inclinarnos más hacia el Mazda2. Éste se siente como más auto por tu dinero, a pesar de ser el segundo más caro de los tres.

 

Seguro

De acuerdo a la página www.autocompara.com los costos por asegurar estos autos con cobertura amplia en las siete principales aseguradoras en México son los siguientes:

Mazda2: de $8,903 a $16,618 pesos anuales

Toyota Yaris: de $8,441 a $14,138 pesos anuales

Suzuki Swift: de $8,111 a $15,741 pesos anuales

Héctor Mañón texto y fotos recomienda

Cuéntanos que opinas