Automovilismo

Alpine A110 Cup se presenta la versión de carreras

Está la variante de competición promete unas prestaciones sobresalientes.

Alpine A110 Cup se presenta la versión de carreras

Medio año después de la presentación oficial del Alpine A110, la renacida marca francesa presenta la variante de competición denominada A110 Cup, que tendrá su debut en 2018 en el marco del nuevo campeonato monomarca Alpine Europa Cup.

El modelo no tiene grandes modificaciones estéticas ya que el A110 normal ofrece cualidades sobresalientes en aerodinámica, sin embargo, bajo la carrocería aparecen numerosos cambios realizados por la división Renault Sport Racing en conjunto con Signatech, los encargados del programa de Alpine en el Mundial de Resistencia.

Lo primero es la incorporación de una jaula antivuelco homologada por la Federación Internacional del Automóvil (FIA). Lo segundo es la inclusión de un difusor trasero específico y un pequeño alerón que maximiza la carga aerodinámica.

En materia mecánica, el A110 Cup utiliza amortiguadores Öhlins regulables, frenos Brembo compuestos por discos ventilados de 355 mm adelante con cálipers de magnesio de seis pistones, y discos de 333 mm atrás con pinzas de cuatro pistones. Los rines son OZ de 18 pulgadas.

En el habitáculo se eliminan (casi) todos los elementos de confort del modelo de calle, incluyendo el sistema de infoentretenimiento y los asientos, los que son reemplazados por un asiento de competición firmado por Sabelt. Tanto el volante de competición como los pedales fueron desarrollados por Signatech para el Alpine A470 de la categoría LMP2 del WEC.

La marca indica que el A110 Cup pesa sólo 1,050 kilos, cifra que si bien es muy baja, no representa un ahorro significativo sobre el auto de calle, que pesa apenas 1,103 kilos,

Aún así, la relación peso/potencia mejora ya que el motor de cuatro cilindros y 1.8 litros turboalimentado eleva la potencia de 252 a 270 caballos de fuerza, manteniendo el par en 236 lb-pie. Nueva sí es la transmisión, secuencial de seis velocidades, que fue desarrollada por Signatech en conjunto con 3MO, y que incluye un diferencial autoblocante con deslizamiento limitado.

El nuevo Alpine A110 Cup cumplirá ahora una fase de pruebas por 10,000 kilómetros a cargo de los pilotos de Alpine en el WEC, proyectándose las primeras entregas para febrero de 2018, con suficiente tiempo para prepararse para la primera fecha del Alpine Europe Cup programada para el 1 de junio.

 

Marcelo Palomino recomienda

Cuéntanos que opinas