Automovilismo

Peugeot y Carlos Sainz son los ganadores del Dakar 2018

El Matador, Carlos Sainz, le entrega a Peugeot su último título antes de retirarse de la competencia.

Peugeot y Carlos Sainz son los ganadores del Dakar 2018

Se acabó. Este fin de semana, se terminó el Dakar 2018, considerado rápidamente por varios como uno de los más duros. Y claro, después de ver como en las primeras etapas hubo muchos abandonos del pelotón, de seguro habrá muchos que quieran quitarse la espinita el próximo año, donde si todo sale bien, podríamos volver a disfrutar del Dakar en América Latina. Por mientras, un repaso general por los ganadores de las categorías principales. 

Autos

Tras varios años de frustraciones, Carlos Sainz se quedó con el Dakar entre los autos. El español consiguió su primer triunfo con Peugeot, marca que se despidió de la competencia alcanzando su tercer éxito consecutivo.

Cinco abandonos consecutivos arrastraba Carlos Sainz en el Rally Dakar. Desde su primer éxito, logrado en 2010 con Volkswagen, sólo había culminado la Odisea una sola vez (3°, en 2011), antes de iniciar la racha negativa. 

Este año se sacó la espina. El español, único Peugeot en terminar entre los tres mejores, contó con un sólido 3008 DKR Maxi, que combinó con un manejo más cauto que en ediciones anteriores. Así, superó no solo a sus compañeros de equipo (principalmente a Stéphane Peterhansel), sino también a las Toyota, que se erigieron como las únicas capaces de destronar a los Leones.

El bicampeón mundial del WRC, de 55 años, terminó la prueba con dos victorias parciales y ocho “Top 5”, suficientes para acumular una distancia imposible de alcanzar por sus rivales. Líder desde la 7ª etapa (gracias al retraso de Peterhansel), supo administrar la ventaja en las jornadas finales, a tal punto que en ningún momento vio amenazada su posición.

Completó la prueba en 49h16m18s, terminando delante de Nasser Al-Attiyah (Toyota) por 43m40s. Por su parte, el qatarí se quedó con la mayor cantidad de triunfos parciales de la edición (4), lo que no le alcanzó para posicionarse como firme rival del español.

El podio lo completó Giniel De Villiers (Toyota), un hombre que conoce de podios: alcanzó su 7° “Top 3” en 14 participaciones, y por 10ª vez consecutiva finalizó entre los 10 mejores. De Sainz lo separaron 1h16m41s. Detrás suyo acabó Peterhansel, a 1h25m29s.

Motos

KTM se quedó finalmente con la gloria, en manos de Matthias Walkner, quien con un tiempo de 43h06m01s, gana por primera vez un Dakar. KTM con esto logra su victoria número 17 consecutiva en la categoría, un record histórico. Claro que, en el segundo lugar, Kevin Benavides en Honda, también se anotó con un record tras su segunda participación. No solo ha sido el primer argentino en liderar alguna vez el clasificador general de la categoría, sino que se transforma en el sudamericano que mejor le ha ido en la competencia.

El podio lo completó Toby Price, a 23m01s de su compañero de equipo, y 4° terminó el frances Antoine Meo, a 47m28s de la vanguardia. Así, KTM logró un impensado 1-2-4, cuando en algunos pasajes de la competencia aparecía como la tercera marca favorita a obtener la corona.

Camiones

Con un tiempo de 54h57m37s, Eduard Nikolaev (Kamaz) se coronó por tercera vez en el Rally Dakar. El ruso, que se vio presionado por la tripulación comandada por Federico Villagra (Iveco) durante prácticamente todo el rally-raid, no se exigió por demás en el último tramo cronometrado, de 120 kilómetros, que se realizó en los alrededores de la ciudad de Córdoba. Tal es así que fue 4° en la especial, a 4m17s de Ton Van Genungten (Iveco), que se impuso por 4ª vez en esta edición (fue el que más ganó).

En la general, Nikolaev superó a Siarhei Viazovich (MAZ), su escolta, por casi cuatro horas (3h57m17s). El podio lo completó otro Kamaz, el de Airat Mardeev, a 5h22m34s de su compañero de equipo.

Nikolaev, único campeón en defender con éxito la corona obtenida el año pasado, obtuvo su cuarto Dakar, tras sus triunfos en 2010 (como copiloto de Vladimir Chagin), 2013 y 2017. Por su parte, Kamaz alcanzó su 8ª victoria en Sudamérica sobre 10 ediciones celebradas, una cifra que da cuenta del poderío de la marca rusa entre los gigantes.

Cuatriciclos

Ignacio Casale, a bordo de su cuatriciclo Yamaha Raptor 700, redondeó un Dakar perfecto, liderando la prueba desde el primer y hasta el último día de competencia. Hasta se dio el gusto de ser el más rápido en la última especial (de 120 kilómetros de extensión), disputada alrededor de la ciudad de Córdoba. En total, el "Perro" sumó cinco éxitos de etapa (fue el más ganador en su categoría). ¿Su estrategia? La regularidad; hacer un Dakar inteligente que le permitió terminar todas las etapas dentro del “Top 3”, salvo una… en la que acabó 4° y evadiendo todos los problemas que tuvieron sus más cercanos rivales, hecho que le ayudó a terminar la carrera con una cómoda ventaja de más de una hora y media sobre su inmediato perseguidor. En total, con un tiempo de 53h47m04, rompió su mala racha y pasa a ser bicampeón de la Odisea, tras su victoria del 2014.

El escolta de Casale fue Nicolás Cavigliasso (Yamaha). El argentino fue la revelación de la categoría, ya que hoy culminó su primera participación en la prueba. Piloto de Cross-Country desde el año pasado, el joven de 26 años se quedó con tres especiales, culminando la exigencia a 1h38m52s de Casale. Con su segundo lugar, se convirtió en el mejor debutante de todo el Dakar. El podio lo completó otro argentino: Jeremías González Ferioli (Yamaha). 

 

 

Resumen Auto / Moto

Resumen Camiones / Cuatriciclos

Corsaonline recomienda

Cuéntanos que opinas