Un Mercedes-Benz Clase G esculpido en hielo
13/02/2018 Investigación

Un Mercedes-Benz Clase G esculpido en hielo

Esta réplica helada es completamente funcional.

Cuando Mercedes-Benz presentó la nueva Clase G 2019 en Detroit, lo hizo con una escultura muy especial. Se trataba de una Clase G original incrustada en un bloque de resina sintética, que simulaba ser ámbar. Bueno, en Rusia tal vez se inspiraron un poco en eso y armaron uno con algo que sobra en Siberia: hielo.

La tienda especializada en productos tuning Garege 54 mostró un video, que dejamos al final de la nota, en donde se puede ver al coloso helado. Lo más increíble es que esta réplica siberiana del todoterreno alemán funciona y se mueve en la tundra helada sin problemas.

Este "auto mágico", como lo describió el dueño de la tienda, está construido alrededor de una plataforma y motor de un UAZ-469, un jeep militar de la época soviética. La carrocería parece estar formada como un iglú, con bloques de hielo y una sierra eléctrica adherida, además de tiras LED coloridas que le dan un toque de histrionismo. El volante, eso sí, es de un verdadero Mercedes-Benz.

El video fue rodado en la ciudad de Novosibirsk, la ciudad más importante de la región siberiana. En este lugar, las temperaturas invernales están entre los -13ºC y los -20ºC, por lo que la carrocería fabricada en hielo no corre riesgo de derretirse... 

 

Clase G helado

¿Qué opinas? Cuéntanos