Frente a frente: Suzuki Swift 2018 VS SEAT Ibiza 2018
13/06/2018 Reportes de Manejo

Frente a frente: Suzuki Swift 2018 VS SEAT Ibiza 2018

Enfrentamos a estos dos hatches de tres cilindros.

Estamos seguros que ya viste las pruebas del Suzuki Swift con motor Boosterjet 1.0 y del SEAT Ibiza FR 1.0 TSI, dos vehículos del mismo segmento, muy similares mecánicamente y que están pensados en ser vehículos de uso personal. Pensando en esto para determinar ¿cuál es el mejor? evaluamos diferentes aspectos como los datos duros, aceleración, equipamiento, sensación de manejo y vibración (de esto te explicaré más adelante).

Datos duros

Aquí analizando la información técnica de ambos, determinaremos diferencias, ventajas como desventajas. Te dejamos una tabla para que lo veas más claro.

 

Suzuki Swift Boosterjet 2018

Diferencia

SEAT Ibiza FR 1.0 TSI 2018

1.0 L tres 3 cilindros turbo

Igual

1.0L 3 cilindros turbo

110 Hp

5 caballos más

115 Hp

118 Lb-pie

38 Lb-pie más

148 Lb-pie

Manual/Automático de 6 vel.

No cuenta con automática

Manual de 6 velocidades

Peso 945 Kg

195 kilos más

Peso 1140 Kg

6 bolsas de aire, ABS y ESP

Igual

6 bolsas de aire, ABS y ESP

$282,990 pesos

54,000 pesos más caro

$336,990 pesos

Como puedes ver, de las diferencias destaca que el SEAT Ibiza es superior ligeramente en potencia y torque, aunque se queda corto en ofrecer caja automática. El Suzuki Swift por su parte es más ligero que el Ibiza y al final es más barato. Donde no hay diferencia entre ambos es en la cilindrada del motor como seguridad, pues ofrecen lo mismo.

Confort y equipamiento

El japonés

En el Suzuki Swift 2018 encontramos una calidad de materiales aceptable, los plásticos son resistentes, duros al tacto, pero son brillosos algo que no nos agradó tanto. La tela de los asientos es durable, ofrecen buena sujeción. Del lado del equipamiento tenemos volante forrado en piel con paletas de cambio, encendido como apertura presencial, entrada USB, Auxiliar, toma de corriente de 12V y clima automático.

El sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de 7”es el mismo que encontramos en toda la gama Suzuki, es fácil de usar, bastante amigable, aunque ya luce un poco viejo debiera renovarse. Sí ofrece conectividad con Android Auto como Apple Carplay, pero no tiene perilla de volumen se controla por medio de botón, lo que complica la operación.

El español

En este rubro el SEAT Ibiza 2018 se percibe ligeramente superior que el japonés, pues encontramos una calidad de materiales muy buena plásticos suaves al tacto, resistentes y nada brillosos. El diseño de las vestiduras es bastante llamativo nos gusta, la tela se percibe durable y también ofrecen buena sujeción. El volante es forrado en piel con costuras en rojo. El tablero de instrumentos nos grado más que el Swift, pues los números son grandes y el diseño del mismo es más llamativo.  Sobre el equipo, tenemos cargador para smartphone inalámbrico, el clima es manual no automático y el encendido es tradicional por llave. Consta de dos entradas USB, una auxiliar y de 12V.

El sistema de infoentretenimiento cuenta con pantalla táctil de 8”, trae también Android Auto y Apple Carplay, aquí la visualización de los gráficos como colores son mejores, es más completo y fácil de usar. Además, sí cuenta con perilla de volumen, el sistema de audio es Beats de seis bocinas y posee sensores de estacionamiento frontales como posteriores, lo que simplifica la labor de estacionarse.

La vibración

Es bien sabido que, con la moda de disminuir la cilindrada de los motores, varios fabricantes ofrecen de máquinas de tres cilindros como es el caso del Suzuki Swift y SEAT Ibiza, esto es porque están pensados en ofrecer mejor rendimiento de combustible, contaminar menos y generar la misma potencia de un motor 4 cilindros empleando un turbo.

Sin embargo, dado que son de bancada impar, generan una mayor vibración y eso le resta refinamiento, esto se nota más cuando el auto está detenido y el motor trabaja en modo ralentí, pensando en esto y ver ¿cuál ofrece mejor refinamiento? realizamos una prueba empleando una hawaiana de juguete para ver cuál de los dos motores, vibra más veamos:

Como pudiste apreciar la vibración del motor es más fuerte en el Swift comparado con el Ibiza, por lo que en esta prueba gana el español ofreciendo mejor refinamiento, pasemos ahora a conocer cómo se maneja cada uno.

Ya manejando….

El Suzuki Swift Boosterjet

Lo primero que te enamora al pisar a fondo el pedal, es la aceleración lineal que posee, despega super bien, te emociona lo bien que corre y más aún cuando estás en carretera cuando estás ascendiendo una pendiente con toda la facilidad. El turbolag sí se percibe, aunque pasa a segundo término cuando te da una entrega de torque increíble, es realmente divertido.

La dirección es precisa, a donde la apuntes el auto va, la suspensión hace su trabajo pues estabiliza adecuadamente el auto. Sin embargo, sí se percibe rígida y es baja, por lo que en ciertos topes u hoyos puede llegar a raspar el chasis.

Es un auto muy equilibrado, da mucha confianza al volante. No obstante, la vibración que antes mencionada se llega a sentir, lo que le quita refinamiento y puede llegar a ser incómodo.

El Suzuki Swift nos ofrece transmisión manual o automática de seis velocidades algo que no encontramos en el Ibiza. Los cambios en cualquiera de las dos cajas responden con precisión, son rápidos al ejecutarse en automático y siempre sabes en que velocidad te encuentras en el caso del manual. Los frenos hacen bien su trabajo y no se sienten esponjosos.

En general el manejo del Swift es muy divertido, como si estuvieras conduciendo un kart.

El SEAT Ibiza FR

Este español también nos ofrece una muy buena aceleración, y se percibe el turbolag. Un pero que le encontramos, es que si estás detenido en una pendiente, le cuesta subir, por lo que hay que sobrerevolucionar el motor por arriba de las 3,000 vueltas para que lo haga; esto se aminora mucho con el modo sport trabajando.

Este español sí se siente más pesado, aunque realmente te da la sensación de estar en un auto mientras que en el Swift es lo contrario, es como la de un kart.

La dirección también apunta bien, pero sí se siente más dócil, más artificial. Por otra parte, la suspensión es suave, alta, ideal para el día a día evitando sin problema hoyos como baches, al mismo tiempo que equilibra a la perfección la carrocería.

Aquí la caja es únicamente manual de seis velocidades, éstos son exactos y suaves al momento de ejecutarlos, todo el tiempo sabes en qué cambio estás.

De lado de la insonorización, en el Ibiza es más efectiva. Asimismo, la vibración de la máquina de tres cilindros es menos perceptible, en general el trabajo del motor es más refinado.

Los frenos trabajan con premura a la orden del pedal y nada esponjosos.

La prueba de aceleración

Aclarado cómo se conduce cada uno, no podemos declarar un ganador sin una prueba de aceleración, recordemos que un vehículo con buena aceleración nos da la ventaja de poder realizar un rebase o incorporarnos a una vía rápida con toda facilidad. Veamos:

En una reñida pelea, el Suzuki Swift le gana al SEAT Ibiza, a pesar de que el español tiene cinco caballos más y 30 lb-pie más de torque, no le permitieron mitigar la diferencia de peso casi 200 kilos que tiene con respecto al japonés.

El ganador es….

Bueno ya conocimos a fondo lo que nos ofrece cada uno en manejo, equipamiento, calidad de materiales, datos duros, vibración de motor y por supuesto la aceleración.

Tomando en cuenta todo lo anterior, tenemos que el SEAT Ibiza, se queda en el segundo lugar en este comparativo por una diferencia mínima, pues gana en equipamiento (es más completo y ofrece mejor sistema de infoentretenimiento), la calidad de materiales es superior, la suspensión es suave e ideal para el día a día. Sin embargo, la dirección se percibe ligeramente artificial y en la aceleración se quedó corto.

Por lo tanto, el primer lugar en este frente a frente es para el Suzuki Swift, pues por poco más de 50 mil pesos menos de diferencia con respecto al Ibiza, sí se sacrifican cuestiones de equipamiento como calidad de materiales, así como una suspensión un poco dura no tan alta como la del Ibiza, por un manejo más ágil, con una buena aceleración lineal, estable y que se percibe mejor plantando para afrontar cualquier condición de estrés a la que se le someta.

 

Galería Suzuki Swift 2018 VS SEAT Ibiza 2018

(-)Suzuki Swift 2018 VS SEAT Ibiza 2018

1 de 11

SEAT Ibiza VS Suzuki Swift - Frente a frente

¿Qué opinas? Cuéntanos