Industria

SEAT apunta a Latinoamérica y sueña con fabricar en México

La firma española se está expandiendo y el escenario ideal de Luca de Meo, sería tener manufactura en Puebla

SEAT apunta a Latinoamérica y sueña con fabricar en México

En el marco del Autoshow de Frankfurt 2019, tuvimos oportunidad de platicar con Luca de Meo, CEO de la firma española SEAT y un talentoso ejecutivo al que le hemos seguido la pista desde sus días en FIAT cuando tuvo a su cargo el lanzamiento del Cinquecento.

Luca no dejó pasar la oportunidad para dejarnos saber que SEAT cerrará 2019 nuevamente con un récord histórico de ventas, una tendencia que se viene repitiendo desde 2016.

Hasta agosto, la firma ibérica ha entregado poco más de 400 mil unidades, lo que representa un crecimiento ligeramente por encima del 7%. Lo que significa que es una de las marcas que más crece en el mercado europeo. Sobra decir entonces que productos como Ateca, Arona y Tarraco gozan de gran aceptación, sin olvidarnos de los caballos de batalla, León e Ibiza

SEAT Tarraco FR PHEV

Entonces mediante una analogía con el fútbol, Luca nos explica que de 2016 a 2018 fue un primer tiempo en el que la marca tenía que construir bases sólidas y lograr una rentabilidad sostenible, mientras que a partir de 2018 empieza la segunda mitad, en donde SEAT ya tiene una posición de fuerza, para desarrollar muchas de las ideas que no les permitieron ejecutar en el pasado. ¿A que me refiero concretamente? Autos eléctricos, híbridos Plug-in como el Tarraco FR PHEV presentado ahora en Frankfurt y por supuesto la emancipación de CUPRA como marca independiente.

Este último movimiento encontró al principio no solo mucho escepticismo, sino resistencia incluso al interior de SEAT, sin embargo, los primeros meses de operación han resultado positivos y el estado mental de los trabajadores ha cambiado para bien, están entusiasmados, y empiezan a pensar en hacer cosas que antes estaban reservadas para las marcas más aspiracionales del Grupo.

Ahora con una base sólida, la marca piensa en la expansión, que no solo incluye nuevos modelos como el totalmente eléctrico SEAT el-born que llegará al mercado el año que viene, bien puedes pensar en él, como su versión del Volkswagen ID.3.

SEAT el-Born

Al ser una marca joven, SEAT está explorando con mucho interés la manera de mejorar la movilidad en las urbes, como el Minimó Concept, un biplaza pensado para utilización como auto compartido cuyo objetivo es reducir los costos entre un 60 y 70%, gracias a que se puede estacionar como una moto, la batería es intercambiable y puede incluso conducirse automáticamente a baja velocidad para encontrar al usuario que lo necesita en el punto que más le convenga.

Sin olvidarnos de su Scooter eléctrico, un ejercicio que nació de la mera curiosidad, algo así como un juguete, pero del cual han vendido más del doble de lo que esperaban.

SEAT ha logrado posicionarse muy bien en México, es percibida como una marca joven y atractiva, con lo cual no tienen que caer en tácticas arriesgadas como la guerra de precios, sin embargo, Luca sabe que para tener mayor oportunidad de crecimiento, tanto en nuestro país, como el resto de Latinoamérica, es necesario fabricar de este lado del charco y en sus propias palabras, su sueño, es hacerlo en México, en la planta de Puebla.

Recientemente SEAT regresó al mercado chileno, está haciendo esfuerzos por ganar relevancia en el colombiano y ve buenas oportunidades en Perú y Ecuador.

¿Qué podría fabricar SEAT en México?

La respuesta más fácil sería Tarraco que comparte buena parte de elementos con la Tiguan que se fabrica aquí. Aunque conociendo la capacidad de compra en Latinoamérica, sería un producto prácticamente de gama alta, costoso, y en consecuencia el volumen sería pequeño.

¿Un León utilizando la base del Golf? Muy improbable, está confirmado que luego de que finalice el ciclo de vida del Golf MKVII, el modelo se dejará de fabricar y muy probablemente, vender en nuestro continente. Es cierto que siendo plataforma MQB, prácticamente cualquier vehículo es factible, pero siendo realistas, es más probable que sea alguno que no solo la utilice, sino que también comparta buena parte de los paneles de la carrocería con otro modelo de VW.

¿Revivir un Toledo utilizando la base del Jetta? Tampoco lo veo muy probable, es cierto que Latinoamérica favorece mucho a los sedanes, pero nuevamente, el Jetta es un producto que fue desarrollado pensando en el mercado de EU y para Latinoamérica es costoso y muy grande, se vende en el Mercosur, sí, pero su volumen no es grande.

O quizá, Luca nos esté anticipando la versión de SEAT del proyecto Tarek que se fabricará pronto en Puebla, una SUV que se ubicará entre T-Cross y Tiguan o para trasladarlo a SEAT, entre Arona y Tarraco. Y esa, creo yo que podría ser una oportunidad más que interesante para la firma de Barcelona.

 

Rubén Hoyo recomienda

Cuéntanos que opinas