Prueba de Manejo

Toyota Tacoma 2020, la pickup más atractiva del segmento, gana en diseño y equipamiento

Sigue ofreciendo el mismo estilo de manejo.

Toyota Tacoma 2020, la pickup más atractiva del segmento, gana en diseño y equipamiento

No hay duda que uno de los segmentos más disputados y que más unidades vendidas generan mes a mes en el mercado automotor global son las pickups. Claro que esta superioridad prevalece principalmente por las ventas originadas en Estados Unidos específicamente por las de tamaño grande.

Ahora bien, si se hiciera a un lado a las pickups full-size como también se les conoce, se puede ver que el dominio es de la Toyota Hilux que por la cantidad de unidades comercializadas está a la par de la tercera camioneta grande más vendida, en este caso la Chevrolet Silverado.

De hecho, este liderazgo que tiene esta pickup japonesa podría ser mucho mayor si se combinaran las ventas de la Tacoma que también está catalogada dentro del segmento de las medianas. Solo para tener una idea, la suma de unidades de vendidas de ambos modelos en el primer semestre de 2019 haría que Toyota se posicionara en segundo lugar del ranking en general.

Si bien este par de pickups tienen casi las mismas dimensiones cuando se trata de la versión doble cabina de la Hilux, están enfocadas a público diferente. Y es que mientras que la Tacoma está pensada para el fin recreativo, la Hilux está ideada para el trabajo.   

Sin duda esta clara diferenciación entre un modelo y otro, ha hecho que Toyota sea todo un referente en el segmento de las pickups medianas ofreciendo lo que ningún otro competidor, y es tener dos opciones totalmente diferentes. Por más que se le busque, no existe una marca que ofrezca dos modelos de pickups medianas, si se requiere algo más al estilo de la Tacoma se tienen que buscar las versiones superiores, pero al final, la imagen de la carrocería y el nombre son los mismos.

Para abrir más la brecha de diferenciación respecto a la Hilux, así como con sus competidores, Toyota ha decidido renovar estéticamente la tercera generación de la Tacoma. Comparando visualmente al modelo anterior con el nuevo es más que evidente el rediseño de la parrilla, que cambia de estilo entre las ediciones Sport y la tope de gama.

Igualmente, adopta nuevos faros con iluminación de LED, los rines que se mantienen de 17 pulgadas estrenan imagen, las calaveras fueron rediseñadas y dejan de ser rojas en su totalidad. Aunque todos esto cambios no son tan profundos, si lo logran que exista una evolución estética en la estampa de la Tacoma, misma que ahora es más deportiva.

Como se mencionó anteriormente las dimensiones entre el año modelo 2019 y 2020 se mantienen intactas por lo que sigue registrando 5.3 metros de longitud, 1.9 metros de ancho y 1.8 metros de alto. Estas cifras son muy similares a la Hilux que también mide 5.3 metros de largo, 1.8 metros de altura y 1.8 metros de ancho.

Adentro, la Tacoma 2020 también exhibe un progreso, específicamente desde el punto de vista tecnológico, ya que la arquitectura y materiales del tablero y consola central se mantienen si cambios. Lo que más llama la atención es la nueva pantalla táctil de ocho pulgadas con radio reproductor para MP3/WMA, Bluetooth, Apple Car Play, y Android Auto.

Donde si no hay cambio alguno es en el manejo, ya que se mantiene el motor V6 de 3.5 litros con 278 hp y 265 libras-pie de torque, mismos que son encaminados por una caja de seis velocidades y sistema de tracción 4x4 con caja reductora.

Queda claro que, con esta serie de mejoras enfocadas en la apariencia y equipamiento, la Tacoma 2020 continúa siendo la pickup mediana más atractiva del mercado, sin embargo, desde el punto de vista de desempeño es superada la mayoría de sus competidores principalmente cuando se trata de conducir sobre el asfalto.

A diferencia de la Ford Ranger por ejemplo, la Tacoma ofrece una conducción un tanto rigurosa debido a que el chasis no es tan rígido, esto provoca que al circular en una carretera o autopista el confort de marcha no se tan suave. Aun así, frente a esta debilidad y al uso de una dirección hidráulica que delata una conducción un tanto nerviosa, el paseo es agradable.

De la misma manera, la transmisión automática de seis velocidades queda corta para la cantidad de relaciones que ofrecen las cajas de sus rivales, lo que hace que el desahogo del motor no sea tan amplio como pudiera suceder con la Ranger que cuenta con 10 velocidades.

Cuando se circula en off-road es cuando la Tacoma saca su mejor cara, gracias al sistema 4x4 que es acompañado de una caja de transferencia controlada electrónicamente y un diferencial de deslizamiento limitado automático.

Queda más claro que la Tacoma es una gran disyuntiva si elegir una pickup con un diseño agresivo y deportivo, pero con un desempeño a la añejo, o una con una imagen sobria, pero con un manejo superior.

Luis Hernández recomienda