Autos clásicos

La historia del Benz Landauer, el primer autobús con motor de combustión de la historia

Este vehículo llegó a revolucionar la movilidad en Alemania y, posteriormente, en el mundo.

La historia del Benz Landauer, el primer autobús con motor de combustión de la historia

Al poco tiempo de la aparición del primer automóvil del mundo, en 1895, surgió un vehículo que fue sustancial en el transporte de las personas, se trató del primer autobús con motor de combustión.

Creado por el fabricante de automóviles Benz & Cie., este camión de pasajeros basado en el Benz Landauer destacaba del resto de los vehículos que existían en la actualidad, ya que tenía una capacidad para transportar hasta ocho pasajeros, esto es el ocho por ciento de lo que puede albergar el moderno autobús articulado de Mercedes-Benz.

Esta idea de Benz & Cie de crear un vehículo de pasajeros provino del encargo hecho por parte de la empresa Netphener Omnibus-Gesellschaft, quien en menos de cuatro meses ya estaba operando este vehículo en la ruta Siegen-Netphen-Deuz.

Al ser todo un éxito, la compañía ordenó un segundo autobús, que Benz & Cie. entregó al paso de 90 días. Ambas unidades estaban accionadas por un motor horizontal de un cilindro en la parte trasera con un volante de inercia y una cilindrada de 2.9 litros.

Dicho motor equipaba una válvula de admisión automática y una válvula de escape controlada, lo que permitía que ofreciera una potencia de 5 hp. Además de contar de un enfriamiento por evaporación, esta máquina usaba un encendido de alto voltaje alimentado por batería para el sistema de encendido.

Además de contar un gran espacio y este poder, el primer autobús del mundo portaba con un techo de celosía para el equipaje, numeración en los asientos y llanta de repuesto. En el caso del segundo autobús, este se diferenciaba agregar un timbre de señal.

Considerando el éxito que tuvo Netphener Omnibus-Gesellschaft con sus autobuses en Alemania, otras empresas como Schild & Cie. Y Schild & Cie. también entraron al negocio ordenando unidades a Benz.​

Si bien el estreno del servicio de autobuses con motor de combustión operado por Netphener Omnibus-Gesellschaft fue un éxito, al llegar el invierno hubo que parar las operaciones duró solo hasta el invierno debido a las altas exigencias impuestas a los vehículos por lo resbaladizo del camino.

Esto sirvió para que los fabricantes de vehículos hicieran mejoras que la nieve no fuera un obstáculo en la movilidad, principalmente la de los autobuses, quienes llegaron a relegar a los autobuses tirados por caballos y las unidades de vapor.

Luis Hernández recomienda

Cuéntanos que opinas