Industria

Los motores de tres cilindros, una antigua, pero efectiva opción para el mercado de autos actual

Fue hace más de 25 años, cuando Opel lanzó por primera vez un propulsor tricilíndrico.

Los motores de tres cilindros, una antigua, pero efectiva opción para el mercado de autos actual

La industria automotriz siempre se encuentra en la búsqueda de motores que sean cada vez más eficientes, y dados los requerimientos del mercado actual, se ha optado por utilizar una configuración de tres cilindros, en vez de los tradicionales cuatro, y ni que decir de los de seis u ocho etc., que poco a poco van escaseando dentro de la gama de vehículos pesados o de altas prestaciones.

¿El motivo de la transición? Las regulaciones de emisiones contaminantes a nivel mundial cada vez son más estrictas, además de que un motor tricilíndrico puede ofrecer mejoras en cuanto al rendimiento de combustible, que también ha sido motivo de preocupación por los constantes incrementos de precios.

Pero vayámonos unos años atrás, al origen de la creación de esta nueva configuración, que data del año 1995 con sede en el Salón del Automóvil de Ginebra, en donde Opel presentaba a su primer auto con motor pequeño, bajo el nombre de MAXX.

Este auto representaba una nueva era, ya que, dentro de las ventajas del uso de este tipo de propulsor, tenemos el hecho de que el auto pueda gozar de menor peso y menores pérdidas de fricción. Pero obviamente no todo es miel sobre hojuelas, ya que también existen algunas desventajas de su uso, como lo es un comportamiento con menor equilibrio, que se traduce en una impresión de manejo con más vibraciones.

El Opel MAXX, se planeó con el fin de ser presentado en dicho autoshow, como un auto concepto más. Éste se reflejaría como una visión de los futuros autos urbanos, con soluciones innovadoras, como lo es un chasis fabricado en aluminio, en vez del tradicional de acero, gracias a que su producción resultaba más sencilla al seccionar las piezas de la carrocería, para después soldarlas entre sí.

Esta técnica es la base de la construcción modular, siendo pieza clave en la construcción del concepto MAXX, además se convierten en los precursores de las plataformas modernas y flexibles de vehículos, tal y como lo utilizan actualmente los convertibles, vanes, pick ups y todoterrenos del mercado.

Es así como se consideró que la inclusión de un propulsor tricilíndrico podría contribuir a la fabricación de los nuevos modelos citadinos, en donde tras 12 meses de evaluar su viabilidad, Opel dio la noticia de que el motor si estaba considerado para las líneas de producción, siendo en el primer fabricante europeo en desarrollar en masa un motor de tres cilindros.

Las cifras del desplazamiento eran de 973 centímetros cúbicos, lo que conocemos habitualmente como motor 1.0 litro, además de contar con árboles de levas gemelos y cuatro válvulas por cilindro. La potencia era de apenas 45 caballos de fuerza y 66 Lb-pie de torque, la aceleración era de 0 a 100 km/h en 12 segundos y la máxima de hasta 151 kilómetros por hora.

Han pasado 25 años desde que Opel debutara al MAXX como el primer concepto con motor de tres cilindros, pero actualmente esta configuración continúa vigente con la nueva generción del Opel Corsa, Astra y modelos de otras marcas, como el Ford Figo, Dodge Attitude, MINI Cooper, BMW Serie 1, Mitsubishi Mirage, SEAT Ibiza, Peugeot 208 y Suzuki Swift, por mencionar algunos.

Astrid Zapata recomienda

Cuéntanos que opinas