Prueba de Manejo

Ford Explorer ST 2020 a prueba, deportividad para disfrutar en familia

Sobresale por elementos estéticos, de equipamiento y mecánicos.

Ford Explorer ST 2020 a prueba, deportividad para disfrutar en familia

La Ford Explorer es uno de los productos más longevos de la marca del óvalo azul, generación tras generación mejora en todos los aspectos, sabiendo muy bien qué ofrecer a sus clientes, pero al mismo tiempo empleando lo mejor en tecnología que se traduce en confort.

La sexta generación de la Ford Explorer 2020 se presentó en el autoshow de Detroit de 2019 y en abril pasado llegó discretamente a nuestro país, por el tema de la pandemia de Coronavirus. Ya la tuvimos a prueba con el motor de 2.3 L cuatro cilindros Ecoboost y te contamos todos los detalles acerca de ella en este nuevo desarrollo.

Ahora probamos la variante más rabiosa, la más poderosa la ST con motor V6 y que tiene un precio de $1,109,400 pesos.

¿Qué importa de esta camioneta?

Los aspectos sobresalientes de esta Ford Explorer ST 2020, son los distintivos estéticos de la variante, la nueva mecánica que emplea, el mejorado equipamiento y por supuesto una percepción de manejo diferente. Pasemos a conocer cada aspecto a detalle.

¿Qué ofrece en diseño?

A simple vista esta Explorer ST pudieras pensar que luce igual con respecto a las otras dos variantes de entrada. Sin embargo, tiene elementos únicos que la hacen especial.

Por fuera, por el emblema ST en rojo en la parrilla como en el portón trasero, rines de 20” de 10 brazos, calaveras oscurecidas, escape cromado cuádruple y luz de bienvenida nocturna con las letras ST.

Por dentro, encontramos la placa de Ford Performance en el marco de las puertas de conductor como copiloto; al encender el auto como apagarlo en la pantalla del sistema de infoentretenimiento aparece la leyenda de Ford Performance, y finalmente el emblema de ST en la parte baja del volante achatado como en el respaldo de asientos.

¿Cuál es el motor?

Esta variante destaca por el empleo de un rabioso motor con la tecnología Ecoboost. Este es un V6 3.0L twin turbo con 400 Hp y 415 Lb-pie. La caja es automática de 10 velocidades con modo manual, que transmite toda la potencia a un sistema de tracción integral. A destacar es que Ford le modificó la suspensión a esta Explorer ST, incorporando una deportiva.

¿Qué ofrece de equipamiento?

Para comenzar este apartado he decir que todos los materiales tanto plásticos como de piel son de buena calidad, durables. Los primeros son opacos, se ven bien y los segundos en volante forrado como tapicería de asientos, son tersos al tacto.

La habitabilidad es para siete pasajeros, en la tercera fila pueden viajar adultos no mayores a 1.77 m y realizar viajes cortos sin problema. Esta hilera es plegable de manera eléctrica, lo que aumenta la capacidad de carga de la cajuela.

En cuanto a equipamiento encontramos un tablero digital de 12.3” que ofrece diferentes visualizaciones. El sistema de infoentretenimiento por su parte luce como una tableta, ésta es de 10.1”, tiene muy buenos colores, fácil de usar, muy amigable. Ofrece sincronización con Android Auto como Apple Carplay. Trae navegador integrado (por si no quieres usar tus datos), cámara de 360° (un aliado primordial en espacios cerrados) y sistema de audio de 14 de bocinas B&O por Bang & Olufsen, que dicho sea de paso se escucha genial.

Otros elementos de equipamiento destacables clima trizona, cargador inalámbrico, encendido como apertura presencial y freno de mano eléctrico.

En temas de seguridad ostenta ocho bolsas de aire, ABS, control de estabilidad como tracción, frenado automático de emergencia, asistente de mantenimiento de carril entre otras cosas.

¿Cómo se percibe al volante?

Al tener por supuesto un motor más poderoso, esta Ford Explorer ST se siente super ágil, liviana, incluso con todos los ocupantes abordo. La aceleración es brutal para incorporaciones o recuperaciones de velocidad, ya sea en vías rápidas como en carretera.

La transmisión de 10 velocidades ejecuta los cambios a la perfección, éstos son cortos como suaves. Si desea cuenta con modo manual, tiene paletas de cambio, que permiten la manipulación de las relaciones a placer.

Cuenta con siete modos de manejo entre ellos Eco, Normal, Resbaladizo, Sendero y el que nos atañe el Sport (en cada uno de ellos por cierto cambia la visualización del panel de instrumentos, en este último se emplean colores rojo, blanco y negro, los mismos de Ford Performance). En este modo deportivo, la Explorer ST saca esa bestia que tiene escondida pues ofrece un arranque como aceleración brutal, le saca más jugo a los cambios, realizándolos en picos altos del cuentarrevoluciones, por encima de las 6,000 vueltas. Aquí el sonido del escape cambia para hacerlo estridente. La sensación que transmite en general es briosa, rápida y descubres a cada giro de la rueda la potencia de ese singular V6 con doble turbo.

La suspensión por su parte si bien es deportiva, no deja de ser confortable. Absorbe con toda facilidad las deformaciones del camino y equilibra super bien el chasis. Está muy bien configurada por el perfil de llanta, tamaño de rin como altura, no pega en ningún lado por lo que te puedes meter en situaciones de off road y saldrás super bien librado.

Mi único pero en este aparto, es la dirección que sí la sentí muy dócil. Si bien es ideal para ciudad, “zig zageando” en carriles como al momento de estacionarse. A altas velocidades como en caminos sinuosos, no brinda mucha confianza. Preferiría que fuera un poco más rígida.

La conclusión…

Como mencionamos la Ford Explorer es un producto longevo y bien pensado, esta nueva generación por supuesto es de lo mejor. La variante ST la recomendamos mucho, si bien es cara, créeme que, si tienes para pagarla, cada viaje con tu familia como al momento que la manejes valdrá la pena.

Es confortable, rápida, está super equipada y te ofrece lo mejor de la tecnología.

Agradecemos a estacionamientos Deprisa por las facilidades para la sesión de fotos y video.

Ford Explorer ST 2020

Jorge Blancarte recomienda

Cuéntanos que opinas