Novedades

Mercedes-Benz Clase G transformado en una espectacular artesanía mexicana

Los trazos de artesanos oaxaqueños, de la región Zapoteca hicieron la magia creativa

Mercedes-Benz Clase G transformado en una espectacular artesanía mexicana

Con la iniciativa de Mercedes-Benz México, a la que se sumaron talentosos artesanos oaxaquenos se creó una “Geländewagen única”

¿Qué sucede?

Hace tres años surge la idea de hacer algo que prevaleciera en el tiempo, y que además enalteciera los valores de la marca alemana así como de las tradiciones zapotecas. 

La Clase G llegando a San Martín Tilcajete, Oaxaca lugar en donde dejó de ser un vehículo común para convertirse en una pieza de arte

El encuentro de dos mundos paralelos -cuyas posibilidades de concatenación eran remotas-, por un lado el de la ingeniería y la perfección de un producto de las características de una Clase G y por el otro un mundo policromático de la artesanía oaxaqueña.

La decoración pintada a mano fue realizada en San Martín Tilcajete, pueblo ubicado en los valles centrales de Oaxaca, en donde los artesanos tienen su taller, tomando como inspiración los tres puntos de la estrella de Mercedes-Benz, que representan la motorización universal: por aire, por mares y por tierra. El emblema fue relacionado con los tres poderes zapotecas: el águila (viento), la serpiente (inframundo) y el jaguar (tierra), también conocidos como tonas; animales míticos y protectores que comparten el destino con una persona, y que se convierten en nahuales al fusionarse con el espíritu de un humano. 

De forma casi poética los artesanos creadores nos dicen que cada persona al momento de nacer tiene ya el espíritu de un animal que lo protegerá y guiará por el resto de sus días. En esta colaboración es el jaguar quien dota de fuerza a la Clase G y la protege, aunque el resultado final de la obra integra a los tres animales sagrados, visibles con ojos en cofre y faros. 

Esta obra rescata la tradición y el talento que se requieren para la fabricación tanto de automóviles como de artesanías, con gráficos precolombinos, colores típicos de Oaxaca y México, como el amarillo, negro y rojo, además de una bandera de los pueblos indígenas americanos visible en el techo, que se combina con los elementos de una bandera de cuadros que representra lo más ansiado en el mundo del automovilismo: El Triunfo. 

Ficha técnica: 

  • Taller: Jacobo y María Ángeles 
  • Lienzo: Mercedes-Benz W463
  • Obra de arte zapoteca-oaxaqueña 
  • Representación de 3 animales sagrados zapotecas (águila, serpiente y jaguar) 
  • Base primer acrílico, laca acrílica y barniz automotriz mate sobre metal 
  • 8 artesanos involucrados 
  • 175 días de intervención sobre el vehículo

A partir de ahora, la pieza recorrerá los distribuidores y se mostrará a lo largo y ancho de nuestro país durante poco más de un año. Pues al terminar el siguiente año, la camioneta será una pieza más de la colección de Mercedes-Benz y se exhibirá en el Museo de la marca.

Alejandro Konstantonis recomienda

Cuéntanos que opinas