logo autocosmos Vende tu auto
Industria

Motor de arranque: ¿Los autos antiguos duran más?

La lámina era más gruesa y había menos electrónica, pero ¿es cierto que los autos de antes duraban más que los de ahora?

Motor de arranque: ¿Los autos antiguos duran más?

 “Ya no se hacen autos como antes”, es una frase que se escucha muy a menudo entre los amantes o simples consumidores que han tenido autos por un tiempo mayor a lo usual. Y es cierto, ya no se hacen como antes, pero lo que no necesariamente es verdad es que los de antes fueran mejores que los actuales.

Uno de los argumentos más usados por los defensores de que todo o anterior era mejor es el grosor de la lámina, pero en realidad esto representa mayor peso y no contribuye para una mayor seguridad de los ocupantes de un coche, que están mejor protegidos por la deformación programada de los materiales que deben absorber el impacto antes que éste haga mayor daño a los humanos, tanto dentro como fuera del auto, ya que la seguridad de los peatones es otro tema que hoy se toma en consideración, principalmente en Europa, cuando antes no se pensaba en eso.

Pero la seguridad de los autos nuevos contra los antiguos es algo que ya está incluso demostrado en un video hecho por la asociación de aseguradoras de Estados Unidos, la IIHS, cuando chocó un Malibú 2009 vs un Bel Air 1959. Pesados, tragones, contaminantes e inseguros ya sabemos que eran los autos de antes, pero muchos aún juran que eran más durables y el argumento es casi siempre la F-150 del abuelo que aún se ve impecable o el evento de autos antiguos en el centro comercial que produce más de un suspiro entre los visitantes, casi siempre seguidos por la frase: “Ya no hacen autos como antes”, lo que es tan cierto como bienvenido.

Mantenimiento y durabilidad

En realidad, todo en los autos de antes duraba menos que ahora y eso implicaba un mantenimiento mucho más frecuente y cuidadoso. Los más jóvenes probablemente no tengan ni idea de qué signifique el término “afinación mayor”, usado cuando nos tocaba cambiar bujías, limpiar carburador, ajustar o cambiar banda de tiempo y probablemente poner platino y condensador nuevos. ¿Platino y condensador? Busquen en Google.

También era necesario ponerle agua a la batería y si no tenían un Vocho, de igual manera el radiador (sí, directamente al radiador, muchas veces con su tapa metálica ultra caliente que necesitábamos remover con un trapo en la mano) pedía líquido que muchos poníamos agua, no el más caro y difícil de encontrar anticongelante. Las llantas usaban cámaras, que después de cumplir su función se transformaban con frecuencia en preciados flotadores usados en la playa en las vacaciones de verano. Incluso las tan alabadas láminas gruesas, al no contar con la protección anticorrosiva de hoy, se oxidaban a veces antes del segundo año de vida de algunos autos. Quien tuvo una Brasilia sabe a qué me refiero.

No necesitamos ir tan lejos para ver que los autos actuales son más longevos que sus antecesores. De acuerdo con Consumer Reports, el promedio de vida de un auto en Estados Unidos en 1995 era de tan solo 8.4 años, mientras que en 2018 ese promedio subió a 11 años. Mientras vamos más atrás, sin embargo, llegamos a encontrar que pese a requerirse mucho más mantenimiento y trabajo, como cambios más frecuentes de aceite, reemplazo de frenos, neumáticos, etcétera, ese mantenimiento, si hecho con determinación y frecuencia, puede hacer que un auto de los años 50 dure toda la vida, mientras que uno actual es capaz de rodar por un kilometraje que uno antiguo no podría hacer sin reparaciones mayores de motor y caja, por ejemplo. 400 mil kilómetros para un Toyota Camry de hoy en día no es exactamente una hazaña difícil de verse, ya un Chevrolet Bel Air no lo lograría sin, insisto, mayores reparaciones.

Sin embargo, antes de comprar un auto hoy esperando que dure toda la vida, hay que entender que los sistemas electrónicos harán que esa sea una tarea casi imposible para un vehículo moderno. En resumen, un auto actual necesita menos mantenimiento, es capaz rodar por más kilómetros, es más seguro y menos contaminante, pero no va a durar toda la vida a menos que el tiempo de dedicación que alguien necesita otorgar a la mecánica de un auto antiguo, también se dedique a la electrónica de los actuales, algo que tal vez sea más complicado en el futuro, si es que será posible.

Sergio Oliveira recomienda

Cuéntanos que opinas