logo autocosmos Vende tu auto
Tips y Consejos

Si vivo en México ¿mi auto necesita un mantenimiento especial en invierno?

No tenemos los climas fríos de Estados Unidos o Alaska, pero eso no quiere decir que no tengas que prestar atención a tu auto.

Si vivo en México ¿mi auto necesita un mantenimiento especial en invierno?

Es un hecho, que, al estar más cerca del Ecuador, la mayor parte del territorio de México no tiene los climas invernales que vemos en, por ejemplo, Estados Unidos, Canadá, Alaska o Europa. Pero eso no quiere decir, que, carezcamos de algunas zonas con heladas y nevadas en Chihuahua, Durango, Estado de México o Hidalgo, entre otros.

Aquí es donde surge la duda y es que, con la llegada del frío, muchos tienen la duda de si es necesario realizar un manteamiento especial o alguna modificación en esta época del año. Más vale ser cautelosos a que se nos tome por sorpresa. 

Para empezar, cabe aclarar que al menos que vivas en los lugares antes mencionados, olvídate de las cadenas o llantas especiales, ya que será muy difícil que los requieras, pero si es necesario hacer una revisión para viajar seguros, la cual consiste en lo siguiente: 

Neumáticos en buen estado

Puede que en tu zona no requieras aditamentos especiales, pero recuerda que en invierno las carreteras llegan a tener cierto grado de congelamiento, así que tener unos neumáticos en excelente estado y con un dibujo aún profundo nos podrían salvar la vida en una situación de emergencia. También es necesario que siempre tengan la presión de aire correcta, ya que una llanta baja es terriblemente deficiente en pisos húmedos o fríos.

Revisar los líquidos vitales

Aunque siempre es bueno que el aceite esté en la mejor condición posible, el protagonismo recae en el anticongelante que debe de estar en un nivel adecuado. No uses del más barato que encuentres, ya que no tiene las propiedades para soportar situaciones de congelamiento extremo. Lo mejor es usar el recomendado por el fabricante.

Con la batería bien puesta

La electricidad es especialmente sensible a los cambios de temperatura, así que en invierno sí es necesario que cheques tanto el estado de la batería como del acumulador, ya que con el clima frío puede llegar a descargarse.

Una visibilidad perfecta

Las plumas son muy resistentes al frio, así que propiamente no sufren un deterioro mayor. Sin embargo, las condiciones del camino se ven afectadas por la llegada de frentes fríos que por lo general vienen acompañados de neblina o condiciones de poca luz, así que lo mejor es cambiarlas para tener una buena visión. Por cierto, respecto al líquido limpiaparabrisas, no lo sustituyas por agua, ya que este sí podría congelarse y tapar los ductos.

Bien iluminados

Así como es importante ver, también lo es hacerse verse. Por lo que debes de revisar el estado de todos tus grupos ópticos, tanto delanteros como traseros y en caso de tener un elemento fundido proceder a sustituirlo. Insistimos, en algunos días las condiciones meteorológicas no estarán a nuestro favor, aunque esto tampoco es pretexto para instalar productos de postventa que te hagan ver como un árbol de navidad con ruedas.

Clima perfecto

Puede que afuera haga un frío como pocos, pero adentro puedes viajar cómodo siempre y cuando tu sistema de aire acondicionado funcione perfecto. No lo olvides, no sólo te brindará confort, también te ayudará a desempañar los cristales. Así, que sí, es buen momento de revisar el buen estado de este elemento.

Cuando el clima es extremo

Al revisar los puntos anteriores no deberías tener problemas, pero si perteneces a la población que vive en zonas de temperaturas heladas, debes de sumar las siguientes precauciones:

Bien tapadito

La recomendación numero uno, es que tu amigo motorizado se guarde un lugar bajo techo de preferencia o en caso contrario tápalo con una cubierta. No tienes idea de lo dañino que es una capa de hielo para la pintura. Ni que decir de la espesa nieve. 

Frío + calor= desastre

Cuando lo anterior pasa, hay quienes de forma desesperada arrojan agua caliente al automóvil y si recuerdas las clases básicas de física, sabrás que esto es un error que te podría costar que el cristal se reviente. Lo mejor es usar una espátula especial para quitar todo el hielo o nieve acumulados.

Con buen agarre

Definitivamente, los neumáticos para invierno deben de ser tu opción. Es un gasto fuerte, pero al estar especialmente diseñados para este clima te ayudarán a tener un poco más de agarre. No olvides que en esta época son muy comunes los accidentes múltiples debido a que los autos pierden adherencia y aumentan considerablemente la distancia de frenado. Si las condiciones son aún peores o vives en zonas rurales donde los caminos son brechas de lodo y nieve, lo mejor es agregar cadenas.

¿Te sirvieron estos consejos? No olvides dejarnos tus comentarios.

Esaú Ponce recomienda

Cuéntanos que opinas