logo autocosmos Vende tu auto
Prueba de Manejo

GMC Yukon 2021 a prueba, elegancia y rudeza que abrazan

Te damos todos los detalles y los peros que le encontramos.

GMC Yukon 2021 a prueba, elegancia y rudeza que abrazan

Bueno ya te platicamos todo acerca de la Chevrolet Suburban, ahora el gigante de Detroit, nos trae a México, la hermana de lujo de esta SUV, la GMC Yukon. Probamos la variante Denali, hay variantes con carrocería corta y larga. El precio inicial es de $1,724,900 pesos y a continuación te damos nuestras impresiones.

GMC Yukon 2021: Diseño y dimensiones

Enfrente encontramos una enorme parrilla multidimensional, así la denomina la marca, demasiado grande para nuestro gusto, y trae mucho cromo. Los faros delanteros son de LED tienen forma de C. Atrás las calaveras son también LED y para rodar se fija en unos rines de aluminio de 22 pulgadas con llantas 275/50R22.

La Yukon de carrocería corta que probamos tiene una longitud de 5.3 m, la altura es de 1.9 m y el ancho es de 2 m. La cajuela ofrece una capacidad de 772 litros con los asientos desplegados, nada mal la verdad.

 GMC Yukon 2021: Mecánica y seguridad

Bajo el cofre de esta gigante camioneta encontramos un V8 de 6.2 atmosférico con 425 Hp y 460 Lb-pie de torque. La transmisión es automática de 10 velocidades y la tracción es total.

Destaca en esta SUV la suspensión Air Ride Adaptive y el control Magnetic Ride.

En el apartado de seguridad ofrece siete bolsas de aire, asistente de impacto frontal, alertas de peatón adelante y atrás, de punto ciego, de abandono de carril como tráfico cruzado. No podía faltar, el sistema de asistencia OnStar.

GMC Yukon 2021: Interior y equipamiento

En este apartado es dónde notas todo el trabajo que GM hizo para que todos, tanto piloto como pasajeros vayan de lo más cómodos.

Para el piloto ofrece un tablero de instrumentos con velocímetro como cuenta revoluciones análogo, pero adicional ofrece uno digital justo en medio de ambos, configurable, que te proporciona otros datos como temperatura, combustible, etc. Aquí la verdad por el precio que pagas, nos hubiera gustado un cuadro de instrumentos completamente digital. Se rescata, por el Head-Up Display multicolor de 15”, se ve increíble la verdad y te da toda la información necesaria, por lo que no tienes que bajar la mirada al tablero tradicional.

Adicional y se agradece mucho, pues le da un toque diferenciador, al mismo tiempo que es muy cómodo. El sistema Electronic Precision Shift, que en lugar una palanca de velocidades, los cambios de reversa, parking, drive o neutral son por medio de botones. Éstos están ubicados en la parte alta de la consola, justo a la derecha del volante.

En cuanto al info-entretenimiento, tenemos una pantalla táctil HD de 10.2”, es compatible con Android Auto y Apple Carplay de manera inalámbrica (adiós cables). El uso es más que amigable, funcional y fácil de usar, algo que ya nos tiene acostumbrados GM. Ostenta cámara de 360° y sistema de audio Bose de 14 bocinas con amplificador integrado.

Del equipamiento destacan, la cajuela de apertura automática llamada “manos libres”, te hace la vida fácil si vienes cargando cosas. Al momento de entrar, te dan la bienvenida la proyección del emblema GMC en el piso, al mismo tiempo que abres la puerta los estribos eléctricos se despliegan para facilitar tu acceso, muy útiles por la altura del chasis al piso de dicha camioneta.

Para que los pasajeros vayan cómodos, los asientos de la segunda fila son deslizables (esto facilita el acceso para las personas que viajen en la tercera fila), trae cargador inalámbrico, techo panorámico y para que vayan viendo el contenido multimedia que deseen, tiene dos pantallas traseras de 12.6 pulgadas.

De la habitabilidad para pasajeros sobra decirlo todos viajan super holgados, es muy amplia y el espacio es por demás generoso. De los materiales contamos con acabados como vestiduras en piel, de muy buena calidad, está por todos lados, en consola, cubierta de puertas, volante y asientos -cuentan con costuras que los hacen resaltar, al igual que el descansabrazo central. Destacan los insertos de aluminio y madera real, que le dan un aspecto muy elegante.

 GMC Yukon 2021: Manejo

Abordo de la Yukon, al volante percibes de entrada el poderío de su motor, pero con un toque de refinamiento que te asombra. Si bien comparte plataforma con la Suburban, ésta se percibe superior y no por nada se paga aún más por dicho desarrollo.

La respuesta que entregan esos más de 400 caballos del motor V8 -que dicho sea de paso tiene la función de desactivación de cilindros, para ofrecer el mejor consumo posible, trabajando con uno o hasta con ocho cilindros- es más que generosa, nos gusta cómo se mueve, es muy ágil y nada, nada tosca. La calidad de marcha es confortable, sutil en cada giro de la rueda, que se deja llevar por la suave ejecución de la caja de 10 velocidades.

Algo que sorprende es la imperceptible sensación del balanceo, no la hay, el desarrollo que hizo GM, con esa suspensión adaptativa de aire con Magnetic Ride Control, es realmente muy bueno. Todo el tiempo te sientes en control del vehículo, puedes ir rápido y muy tranquilo por la confianza que te brinda al volante la camioneta en situación de curvas.

El único pero que sentimos es que los frenos son esponjosos, te da la impresión que frena menos de lo que en realidad es. Ojo no queremos decir que no frena, simplemente que se alarga un poco para hacerlo y bueno no es para más, detener esta masa de más de 3,000 Kg no es tarea fácil.

Conclusión

Si piensas que una Suburban es poco, no te convence, y quieres algo más sin desembolsar más allá de los dos millones que cuesta una Escalade. Pero además deseas tener un nivel de refinamiento aceptable, equipamiento de primera, buen lujo, manejo ágil y una calidad de marcha singular, la GMC Yukon 2021 es muy buena compra.

Jorge Blancarte recomienda

Cuéntanos que opinas