logo autocosmos Vende tu auto
Prueba de Manejo

Acura TLX 2021 a prueba, un gran sedán que provocará pesadillas a los Mercedes y compañía

Dinámico y elegante como pocos, este automóvil es un parteaguas en la historia de la marca.

Acura TLX 2021 a prueba, un gran sedán que provocará pesadillas a los Mercedes y compañía

El primer TL-X apareció en 1998, y se trataba de un conceptual que adelantaba el aspecto de la segunda generación del TL (Touring Luxury), un sedán que como su nombre delata (literalmente se traduce como turismo de lujo), combinaba confort con un toque deportivo.

Este modelo a lo largo de cuatro generaciones se volvió un icono para la marca. Pero lamentablemente, en el proceso olvidó un poco de su ADN original, volviéndose cada vez más grande y aburguesado (como le pasó a todos los Acura en general). Salió del mercado en 2014.  

El sustituto llegó en 2015 y a partir de ese momento se llamó TLX. No se trataba de sólo añadir una letra extra al nombre, sino que la marca aprovechó para tratar de enderezar el camino. Algo que, para ser sinceros, pese al gran avance, no logró del todo. Pero en Acura no se dieron por vencidos y tomaron nota de forma concienzuda.

El resultado de todo este aprendizaje se materializó en el nuevo Acura TLX 2021, un automóvil que además de recuperar la esencia perdida, es más que nunca una declaratoria de guerra para las premium europeas y estadounidenses ¿Crees que exagero?, averigüémoslo a continuación.

¿EL SEDÁN JAPONÉS MÁS ATRACTIVO?

Comencemos por el exterior, que, para ser sinceros, es sin contar al NSX, el auto más espectacular que la marca ha presentado en los últimos 20 años. Simplemente, te atrapa. No soy experto en la materia, pero, aunque ciertamente es elegante (se basa directamente en el Type S Concept), de inmediato se identifica el agresivo diseño japonés, que no cae en excesos, dando por resultado una imagen única.

ACURA TLX 2021: Dimensiones y capacidad

  • Ancho: 1,910 mm
  • Alto: 1,442 mm
  • Largo: 4,942 mm
  • Cajuela: 382 litros
  • Peso: 1,751 kilogramos

Cuando vemos las cifras de las dimensiones. Tenemos que es un auto que luce más largo de lo que es debido a su techo bajo. Pero lo que realmente impresiona es verlo completamente de frente. Es un automóvil muy ancho, tanto o más que algunas SUV compactas. Pero esa parrilla, también de generosas dimensiones te llega a hipnotizar por su tramado tridimensional. Cuando llueve, el efecto es exponencial y puedes pasar horas admirando ese detalle.

La silueta, está lejos de ser considerada como un coupé de cuatro puertas, pero el techo bajo y las aristas rectas, así como los grupos ópticos LED le brindan una estampa bastante dinámica. A destacar los escapes dobles funcionales de generosas dimensiones. Contrario a la tendencia actual, los rines de 19 pulgadas no presumen un diseño radical. De hecho, se puede decir que es elemento más sobrio del conjunto. Sin embargo, créeme, si en fotografías el TLX presume una estampa imponente, en vivo, aunque no lo parezca llega a acaparar muchísima atención a su paso.

UN ELEGANTE JET PRIVADO

Al abrir las puertas, nos recibe un habitáculo que sigue al pie de la letra lo visto en el Precision Cockpit Concept mostrado en el 2016. Es así que encontramos los botones selectores de la caja automática en la consola central, así como una pantalla de 10.2 pulgadas, sin olvidarse de un cuadro de instrumentos digital de 7 pulgadas, del head-up display o de la iluminación ambiental.

Aunque el diseño, es impresionante y te remite a un jet de caza, la presencia de muchos botones llega a ser un poco abrumador. Esto tomando en cuenta la tendencia de eliminar la botonería a favor de pantallas descomunales. En este sentido, la ergonomía no está nada mal, pero si vale la pena tomarse unos minutos para ubicar todos los mandos.

En lo personal, me encanta la ubicación del interruptor de las intermitentes en una parte alta de fácil acceso, lejos de cualquier otro mando. Ideal para emergencias. A manera de curiosidad, a diferencia de los Honda, este Acura si tiene cámara de reversa con testigo acústico… una pequeñez que llamó fuertemente nuestra atención.

En cuanto a la manipulación del sistema de info entretenimiento, se recurre a un “True Touchpad”, un mando táctil que, después de un rato de acoplamiento, llega a ser bastante útil. Aunque al inicio, cuesta un poco entenderlo ¿Y qué más hay del equipamiento? Una larga lista, de la que preferimos destacar lo más relevante como:

ACURA TLX 2021: Equipamiento

  • Pantalla central de 10.2 pulgadas compatible con Apple Carplay y Android Auto
  • Interfaz HandsFreeLink
  • Head up Display
  • Cargador por inducción
  • Quemacocos
  • Climatizador automático de dos zonas con salidas de aire para la segunda fila
  • Sistema de audio premium ELS 3D de 17 bocinas
  • Volante multifunción forrado en piel
  • Sistema de navegación con comandos de voz
  • Control Activo de Ruidos (ANC)
  • Control Activo de Sonido (ASC
  • Ducto de ventilación para segunda fila en consola central

La calidad del habitáculo, es uno de los puntos fuertes del TLX. No importa donde postres as mirada, los acabados y materiales son muy buenos. Sólo para contextualizar un poco, deja de ser un Accord con acabados tipo madera, para ofrecernos una experiencia soberbia, a la altura de los europeos. No estoy muy seguro si es mejor que un Mercedes-Benz Clase C, pero lo que sí es un hecho, es que la sensación es superior a, por ejemplo, un Volvo S60.

Como todo buen auto premium, la dotación de seguridad es altísima, por lo que encontramos:

ACURA TLX 2021: Seguridad

  • Bolsas de aire frontales, laterales y de cortina
  • ABS
  • ESP
  • Cámara de 360°
  • Control de velocidad crucero con seguimiento a baja velocidad
  • Asistente de mantenimiento de carril
  • Monitor de punto ciego
  • Alerta de colisión frontal con frenado de emergencia y detección de peatones
  • Alerta de tráfico cruzado
  • Función de seguimiento a baja velocidad (Low Speed Follow)
  • Sensor de volcadura
  • Sistema Automático de Luces Alta
  • Sistema de Asistencia para Arranque en Pendiente
  • Sistema de Monitoreo de Presión de los neumáticos

EL REGRESO DEL TURISMO DE LUJO

El TLX estrena una plataforma que no tiene nada que ver con el Accord o algún otro Honda. De hecho, la marca ha sido muy enfática en que esta arquitectura dará vida a los próximos miembros de la familia Acura. Así, que, en efecto, estamos ante un producto de nueva generación. Sólo falta echarle un ojo a la ficha técnica, para ver elementos destacados, como, por ejemplo, el complejo esquema de suspensiones.

Pero lo que realmente capta nuestra atención es lo que se encuentra bajo el cofre, ya que en esencia se trata del mismo propulsor usado en el Civic Type R, sólo que ligeramente descafeinado y adaptado para la situación.

Acura TLX 2021: Motor y características técnicas

  • Motor de cuatro cilindros de 2.0 litros turbo con 16 válvulas DOHC con VTEC
  • Potencia de 261 hp y 280 lb-pie de torque
  • Transmisión automática de 10 velocidades con modo manual y paletas al volante
  • Suspensión delantera de doble horquilla y trasera multibrazo
  • 4 modos de conducción (Cómodo, Normal, Deporte y Personalizado)
  • Frenos de disco ventilados de 17" adelante y solidos de 17" atrás
  • Suspensión auto adaptativa (ADS)
  • Tracción delantera

Como es de esperar el TLX cuenta con diferentes tipos de manejo. Si eliges el modo CÓMODO, el auto adquiere un carácter lanchón, que recuerda a esos enormes sedanes gringos de antaño como incluso un Grand Marquis. Los cambios, priorizan la suavidad de marcha.

En el lado opuesto, al seleccionar DEPORTE, tanto suspensiones, como caja, muestran una personalidad completamente diferente y le otorgan un desempeño muy ágil y dinámico. No es un automóvil que destaca por otorgar una aceleración demencial. De hecho, la entrega de potencia, es más próxima a la de un V6 atmosférico (hasta suena como tal), que a un clásico motor con turbocargador.

Aquí es cuando uno puede divertirse con las paletas al volante, muy útiles en maniobras de adelantamiento o en zonas de curva. Los cambios no serán tan rápidos como en un Fórmula 1, pero realizan perfectamente su trabajo. La dirección, a diferencia de otros sedanes premium, es directa y lo suficientemente comunicativa. Mientras que los frenos, actúan con contundencia.

En general muy bien, considerando que la versión ADVANCE (de momento, la única a la venta en México) carece del sistema de tracción integral Super Handling All Wheel Drive (SH-AWD). Elemento, que para ser francos no se echa de menos el 90% del tiempo. Excepto en situaciones de adherencia comprometida, como una lluvia intensa, por poner un ejemplo.

El punto de equilibrio perfecto, llega con el selector en NORMAL, donde el auto, es lo suficientemente suave para el andar diario. De hecho, fue el modo con el circulamos la mayor parte del tiempo y eso incluye nuestra ya acostumbrada prueba de consumo de combustible.

En esta ocasión, según el odómetro, recorrimos 193.8 kilómetros. Aunque pudimos transitar por algunos tramos importantes de autopista, la mayor parte del tiempo la pasamos en tramos urbanos y semiurbanos, de moderado a elevado tránsito. En total, repostamos 21.6 litros, por lo que al hacer una sencilla ecuación nos arroja un consumo promedio de 8.97 km/l (la computadora redondeó la cifra a nueve). Cifra, que se queda en la media del segmento.

De hecho, tengo que admitir que, conforme a los tiempos que corren, me sorprende que el TLX no recurra a ningún tipo de electrificación. No hay nada de hibridación ligera o cosas así. Algo que agradecerán los conductores más clásicos o que amen las sensaciones al volante, pero que, sin duda, resulta un poco extraño.

ELEGANCIA Y DINAMISMO PREMIUM

Acura TLX 2021: Conclusión

Estamos frente a un sedán grandioso, que de verdad mejora en todos los rubros con respecto a su antecesor. Es atractivo, tecnológico y presume una gran calidad interior, al mismo tiempo que se maneja muy bien. Sin embargo, no es un automóvil del todo perfecto. En este sentido, su mayor punto débil es que su escaza oferta que se limita a una versión cuyo precio de $899,900 pesos (aunque en un futuro se unirán versiones AWD, así como el deportivo Type S), lo ponen en franca competencia con el Mercedes-Benz Clase C, que en su versión C 200 Sport, luce una etiqueta idéntica. También hay que considerar al BMW 330i ($885,000 pesos). Frente a ellos, luce bastante parejo, pero se desmarca por un diseño más atrevido, mayor espacio interior y un poco más de potencia, así como de equipamiento. Además, hay que sumar el hecho de que los japoneses tienen una gran fama de confiabilidad. Así que en efecto, el TLX es una verdadera opción en el mundo premium.

 

Acura TLX 2021 - ¿puede competir con Serie 3 y Clase C?

Esaú Ponce recomienda

Cuéntanos que opinas