logo autocosmos Vende tu auto
Prueba de Manejo

Renault Duster 2021, manejamos la versión turbo y es brillante

La super ventas de Renault entrega ahora un desempeño sorprendente y eso no hace más que entristecernos más por la falta de las 6 bolsas de aire

Renault Duster 2021, manejamos la versión turbo y es brillante

Pasó casi una década desde que Renault causó una revolución en la categoría de entrada de las SUV (segmento B), fue en 2012 cuando la Renault Duster debutó en México siendo en buena medida, catalizadora del boom de uno de los segmentos que más ha crecido en los últimos años (ha cuadruplicado su tamaño), y que al parecer no dejará de hacerlo.

Sin embargo, nueve años en la industria automotriz es una eternidad y Renault está perfectamente consciente de ello, razón por la cual, la renovación de Duster era una verdadera urgencia. A decir verdad, la renovación de este importantísimo modelo para la firma gala estaba planeado para mediados del año pasado, pero ya lo sabes, el Coronavirus vino a cambiar las cosas.

Si bien, la Renault Duster 2021 no estrena plataforma, si recibió mejoras considerables que la hacen más rígida, y en consecuencia más refinada.

Ya tuvimos oportunidad de probar la Duster con motor 1.6 litros, pero faltaba echarle el guante a la variante turboalimentada, que siendo sinceros, es la que más nos intrigaba.

Te puede interesar: Renault Duster 2021 1.6 a prueba, necesaria evolución

Dos noticias; una muy buena y una muy mala

La gran noticia sin duda es la incorporación del motor turbo, una unidad que también se utiliza en varios productos de Mercedes-Benz.

  • Motor – L4 1.3 litros Turbo
  • Potencia – 154 hp
  • Torque – 184 lb-pie
  • Transmisión – CVT
  • Tracción – Delantera

Te puede interesar: Mercedes-Benz GLA 2021 a prueba

La mala noticia es que Renault ofrece solo dos bolsas de aire y aunque ciertamente la estructura más rígida ofrece mayor seguridad, también lo es que el no contar con las bolsas laterales y de cortina, es una gran oportunidad perdida para la marca.

Incluso hasta desde un punto de vista de congruencia, resulta contradictorio que los consumidores que llegan a los pisos de venta vean que Kwid y Stepway, modelos que se posicionan por debajo de Duster ofrezcan 4 bolsas de aire y el modelo más grande y sofisticado, incorpore únicamente dos.

Por lo demás, la renovada Duster cumple, cuenta con ABS, ESP y en el caso de la versión turbo, una cámara de 360° que no cuenta con una perspectiva cenital, por lo que hay que seleccionar si quieres ver al frente, atrás o cada uno de los costados.

Renault Duster Iconic Automática 2021: Manejo

La nueva Duster 2021 se mantiene fiel a ese concepto original de mucho valor y poco pretencioso, es decir conserva esas virtudes que la convirtieron en un éxito como: excelente espacio interior, diseño exterior rudo, terminaciones simples y precio accesible.

Sin embargo, esa ganancia en rigidez reporta grandes beneficios en materia de conducción, la Duster ahora se percibe más sólida y elimina todos esos ruidos parásitos que presentaba el interior. Asimismo, el aislamiento tanto de rodamiento, como de trabajo mecánico es sustancialmente mejor.

La suspensión presenta un marcado ajuste hacia la comodidad, pero se percibe robusta y aguantadora, o por lo menos así me pareció luego de una buena jornada de manejo en terracería y caminos todo terreno de dificultad baja. No es un vehículo enfocado al 4x4 eso está claro, pero dada su buena altura y ángulos, no tiene queja cuando se trata de ir por caminos no asfaltados, siempre y cuando no demanden la doble tracción.

Del lado de la capacidad de respuesta, encontramos que el 1.3 litros turbo funciona muy bien, presenta muy poco turbolag y en todo caso, si llegaras a sentir algo de lentitud al arrancar desde cero, tendrá que ver más con la CVT y su naturaleza de funcionamiento.

Sin embargo, es entre las 2 y 4 mil rpm, en donde el motor se siente más cómodo y es ahí en donde el funcionamiento resulta brillante, las aceleraciones sin ser deportivas son contundentes y la Duster se mueve sorprendentemente bien, eso sí, cuando pasas de ese rango, la caída de potencia es notable.

Si activas el modo manual de la caja que es de ocho cambios simulados, puedes mantener fácilmente el régimen de rotación en el rango antes mencionado y vas a poder llevar excelentes ritmos. La Duster 2021 con motor turbo ahora es una excelente opción para salir a carretera.

Créeme cuando te digo que la evolución es dramática con respecto del anterior binomio de 2.0 litros con caja de cuatro cambios. Y encima, el rendimiento debiera ser bastante mejor, aunque prefiero esperar a hacer alguna prueba más en forma para emitir una opinión definitiva al respecto.

Por otro lado también es importante señalar que a ralentí me pareció que se transmite demasiada vibración del motor al volante, un punto un tanto extraño, porque no se trata de una mecánica de cilindros impares.

Vale la pena saber que, si bien es cierto, la Duster turbo presenta buena capacidad de respuesta y en general se percibe ágil, tampoco podría decir que es la nueva referencia de su categoría en ese sentido. A falta de realizar alguna comparación frontal, me parece que una KIA Seltos Turbo o Suzuki Vitara Boosterjet sean más rápidas.

Conclusión

Que grata sorpresa resultó la Duster 2021 con ese bloque sobrealimentado, si antes, la SUV de Renault era una opción atractiva por esa excelente relación precio – espacio, ahora hay que agregar un excelente desempeño y manejo mejorado.

En ese punto pone en muchos aprietos a todas aquellas del segmento que ofrecen motores 1.6 atmosféricos como Nissan Kicks, KIA Seltos (versiones base), Volkswagen T-Cross, SEAT Arona y varias más.

En verdad es una pena que la marca no haya logrado configurarla con las 6 bolsas, porque con ese precio sería de las más recomendables del mercado. Pero pues es un problema del origen del modelo, Brasil, y una vez más queda demostrado que en el país carioca no han querido entender las necesidades de los mercados de exportación, y es que, ellos no ofrecerán nada más de lo que s su normativa interna les exija, aun cuando los clientes o la competencia lo demanden. Es una historia muy parecida a la del Virtus, aunque honestamente desconozco el por qué los alemanes si lograron configurar bien la T-Cross en ese apartado.

Y si te preguntabas, por qué en la GLA comenté que el motor le queda muy justo y en la Duster no es así, bueno en principio porque la Renault es 144 kilos más ligera que la Mercedes-Benz y en segunda instancia porque la alemana cuesta el doble y con ello, pues la expectativa en definitiva no es la misma.

Rubén Hoyo recomienda

Cuéntanos que opinas