logo autocosmos Vende tu auto
Autos clásicos

El exéntrico Citroën Ami 6 celebra su 60 aniversario

El Ami 6 llegó en 1961 a acortar la brecha existente entre el 2CV y el DS con una propuesta muy distintiva.

El exéntrico Citroën Ami 6 celebra su 60 aniversario

Durante los años cincuenta, Citroën solo tenía dos modelos entre sus filas. Esto no sería un problema de no ser porque eran modelos muy opuestos; el 2CV, práctico y austero y el DS, un ícono de la vanguardia. A la marca francesa le hacía falta un modelo intermedio y que diversificara su oferta ante una creciente clase media que requería un modelo de mayores prestaciones que el 2CV. El resultado fue el Ami 6, un interesante modelo que se comercializó tanto en configuración sedán como station wagon y que esta semana cumple sesenta años.

La versión de preproducción tenia los chevrones en la punta del cofre.

El origen

En realidad, Citroën había tratado de atender este vacío que tenía entre el 2CV y el DS. Lo hizo con el ID19, que técnicamente era un DS "descafeinado", el cual se podía conseguir casi un 25% más barato que el DS. Sin embargo, hacía falta un modelo realmente intermedio, más atractivo que un 2CV pero que tampoco fuese costoso de mantener.

Pierre Bercot, en ese tiempo director general de la marca, entregó al departamento de diseño el brief del futuro nuevo modelo de Citroën: un auto para cinco pasajeros, con una gran cajuela, que no midiera más de cuatro metros y que no fuese un hatchback. Este trabajo le quedó a Flaminio Bertoni, en el que sería uno de sus últimos proyectos para la marca francesa.

Finalmente se logró una carrocería con 3.8 metros de largo, 2.4 metros entre ejes y un peso de 640 kilos.

Particularidades en el desarrollo del Ami 6

  • El Ami 6 se basó en el 2CV. De hecho contaba con parte de su estructura (aunque mejorada), la suspensión  y un motor de 602 cc, basado en el del 2CV pero bastante más grande. Por su potencia, fue apodado el 3CV.
  • Para maximizar la sensación de espacio, Bertoni recurrió a un elemento de diseño poco convencional, inspirado en lo visto en Ford, tanto para los diseños de Mercury en Estados Unidos, como el Ford Anglia en Inglaterra. Esto consiste en un parabrisas posterior de inclinación invertida, el cual además ayudaba a que no se mojara con la lluvia. De perfil, por la posición invertida del pilar C, se denominó "linea Z". Además esto permitía una apertura más amplia de la cajuela.
  • El Ami 6 fue pionero en un elemento de diseño muy particular, que son los faros rectangulares. Inicialmente, la idea era que estos fuesen parte integral y fluida del diseño de las salpicaderas, algo que de haber sido efectivo, hubiese marcado un antes y un después en la historia del diseño automotriz. Lamentablemente, el departamento de regulación francés pensó que al estar muy bajas, las luces no iluminarían de manera efectiva, así que se optó por un rediseño donde se colocaron los faros rectangulares en unos encastres ovalados cromados en una posición superior, algo que también acentúa la caída del cofre, tan reconocible de este auto.
  • El interior del Ami 6 era el puente con el DS. De hecho, se heredaba el volante monobrazo, los mandos e incluso los asientos, todos referentes a la gama DS.

El éxito

 

La consolidación del modelo llegó en 1964 con el lanzamiento de la versión station wagon (Break), el cual podía cargar 320 kg. El diseño estuvo a cargo de Henri Dargent (ayudante de Flaminio Bertoni) y por el recientemente fallecido Robert Opron (sucesor de Bertoni tras la muerte de este en 1964). El break propulsó las ventas y superó al sedán un caso muy raro en la historia del automóvil.

Menos arriesgado, el Break mantenía un volumen de carga muy importante para un auto de sus dimensiones y un acceso muy fácil y práctico. Muy versátil, permitía a cualquier familia viajar con un notable confort, pero, asimismo, permitía un uso profesional. El Ami 6 se convirtió entonces en el auto más vendido en Francia en el año 1966.

El año 1969, concluyo la producción del Ami 6 convencional, seis meses antes que la de la versión Break. El Ami 6 fue sustituido por el Ami 8, que técnicamente era un profundo restyling, firmado por Robert Opron y que transformó al sedán en un hatchback con una luneta trasera tipo fastback. 

La familia Ami fue sucedida indirectamente por dos modelos, como es el caso del Citroën GS y también el Visa.

Cosas que no sabias del Ami 6

  • El nombre de Ami 6 es una mezcla fonética que jugaba con el nombre del proyecto (vehículo AM) con la palabra miss (Señorita en inglés) y con amici (amigo en italiano), probablemente sugerido por su diseñador, de nacionalidad italiana.
  • Yvonne de Gaulle, la esposa del General de Gaulle, condujo un Ami 6. Esa unidad había inaugurado la línea de fabricación de la nueva planta de Citroën de Rennes-La-Janais cuando todavía estaba en construcción, el 10 de septiembre de 1960, un año antes del inicio real de la producción en ella.
  • Citroën organizó un raid llamado “Tour de Gaule d'Amisix”, con salida en Rennes-La-Janais el 19 de enero de 1966 con dos Ami 6 break de serie para demostrar su fiabilidad y sus aptitudes. En la llegada, 23 horas y 11 minutos más tarde y ante notario, el equipo acreditó 2,077 km recorrido a una media de 89.6 km/h.
  • En junio de 1963, el Ami 6 se presentó en Estados Unidos. El modelo adoptó cuatro faros redondos y defensas reforzadas, porque eso era lo que pedía la norma del país.
  • Se fabricaron en total 1,039,384 unidades del Ami 6:
    • 483,986 sedanes (abril de 1961 a marzo de 1969)
    • 551,880 Break (octubre de 1964 a septiembre de 1969)
    • 3,518 Entreprise (break comercial).
  • En los últimos modelos del Ami 6, la intensidad luminosa de la instrumentación se regulaba con una pequeña palanca que accionaba un reóstato.
  • En la actualidad, por una unidad en buen estado de conservación pueden pagarse a partir de 5,000 €.

Jorge Beher recomienda

Cuéntanos que opinas