logo autocosmos Vende tu auto
Industria

Motor de arranque: Si piensas comprar un auto ahora, piensa dos veces

La escasez de inventario está propiciando aumento de precios y prácticas poco éticas por parte de algunas marcas y distribuidoras

Motor de arranque: Si piensas comprar un auto ahora, piensa dos veces

El sueño de tener un auto nuevo puede ser una pesadilla si lo intentas realizar en este momento. Esto se debe al hecho de que en el mercado global, hay mucho mayor demanda que oferta, es decir, más gente que queriendo comprar que productos en venta. El resultado es, obviamente, un aumento de precios que se expande también al segmento de los usados y “seminuevos” y, más allá de esto, una lista de espera que es cada vez más larga en casi todos los vehículos, principalmente los más vendidos como Versa, Onix, Rio, Jetta, NP300, etc. Es más preciso decir que todos los segmentos tienen problemas para ofrecer un auto con entrega inmediata y conseguir uno en estos días, es casi como sacarse la lotería. Las marcas lo saben y las agencias más, por ello algunas abusan y si quieres el auto que tienen en ese momento, exigen que les compres una garantía extendida, por ejemplo. Con otras pasa que te obligan a comprar a crédito, lo que puede resultar raro para algunos, ya que tradicionalmente la compra de contado generaba incluso descuentos. Pero al ganar más con el crédito, marcas como Toyota, o algunos de sus distribuidores al menos, condicionan la compra a que la operación sea a crédito y con la financiera de la casa. Obviamente, ellos ganan más dinero de esa manera, mientras que a los consumidores no nos queda de otra más que llenar sus bolsillos con los intereses que pagamos. No es todo. Algunos distribuidores equipan sus autos con accesorios y dicen al cliente que, bueno, tienen ese para entrega inmediata, pero como los accesorios ya están puestos, hay que pagarlos. En otras palabras, se aprovechan de la escasez se autos para sacar lo máximo posible de los clientes, sin ninguna preocupación con la ética, obviamente.

Falsa ganancia

Con la ausencia de inventario de autos nuevos generalizada, el que necesita un auto acude al mercado de usados o de los ahora llamados seminuevos, es decir, usados con menos de cinco años de uso. Naturalmente esto presiona hacia arriba el costo de esos vehículos que probablemente hayan subido alrededor de 10 por ciento en lo que va de este 2021. Para la gran mayoría de las personas, sin embargo, esa sensación de que van a ganar más dinero al vender su coche actual, es falsa. Y lo es porque la mayoría de nosotros usamos nuestro auto actual para comprar uno nuevo y en la transacción salimos perdiendo. Si queremos dar nuestro auto como enganche para un auto nuevo, posiblemente la agencia lo reciba a muy buen precio, pero lo debes de dejar ahora, no puedes esperar a que llegue el nuevo que acabas de ordenar. Puedes esperar sin dar tu coche, claro, pero cuando lo vayas a hacer la agencia ya te pagará menos que antes por tu preciado usado o seminuevo. Los que se dedican a la compra y venta de seminuevos, también saben que aún vendiendo más cara la mercancía que hoy tienen, la reposición será más costosa y probablemente tengan menos público capaz de buscarla, precisamente por su más elevado precio. Para unos pocos, que no van a comprar un auto nuevo, vender su usado en este momento puede ser buen negocio. Si lo vas a vender para usar el dinero para otra cosa, o si te pagaron una deuda con un auto, eres de los pocos que están en una posición ventajosa ante esta escasez generalizada provocada por la pandemia del Covid-19 y su consecuente cierre de plantas de autos y de sus proveedores. ¿Hasta cuándo vamos a vivir con este problema? alrededor de un año. A mediados de 2022 las cosas deberán estar ya normalizándose, lo que no significa que para entonces los coches vayan a bajar de precio, solo dejarán de subir tanto como ahora, ya podremos otra vez elegir el equipo y color del auto que queremos y no seremos forzados por agencias sin escrúpulos que buscan cada oportunidad que tengan para sacar el dinero de nuestro bolsillo y pasarlo al de ellos. Por esto afirmo que este no es precisamente el mejor momento para comprar un auto, ni nuevo ni usado, con muy raras excepciones de autos de bajo volumen. Tomen esto en cuenta, cuiden bien el coche que tienen y cambien en 2022. Será una forma de ahorrarse dinero y problemas.

Sergio Oliveira recomienda

Cuéntanos que opinas