logo autocosmos Vende tu auto
Novedades

Nissan Track Day 60 aniversario, la mejor forma de celebrar es manejar al GT-R en México

También nos pusimos detrás del volante del 370Z, Altima, March, Versa, Sentra y Kicks

Nissan Track Day 60 aniversario, la mejor forma de celebrar es manejar al GT-R en México

Nissan Mexicana aún está inmersa en los festejos por su 60 aniversario en México. Aunque en esta ocasión no se han presentado autos de edición limitada o algo similar, ya anunció la llegada de la tecnología E-Power, al mismo tiempo que nos ha hecho partícipes de algunos eventos como el Nissan Track Day 60 aniversario celebrado en la pista de pruebas de la planta de Aguascalientes 1.

Obviamente, si hablamos de un tack day, no pueden faltar los GT-R y 370 Nismo, exponentes máximos de deportividad dentro de la firma nipona y verdaderas leyendas que tienen miles de seguidores a nivel mundial.

Tengo que confesar algo, a título personal, mi automóvil favorito es el Nissan GT-R y tuve la fortuna de ser el primer miembro dentro de mi grupo que pudo ponerse tras el volante de Godzilla. Cabe destacar, que, al usar la pista de pruebas dentro de la factoría, tendríamos que convivir con el tránsito de las unidades de fábrica evaluadas (Versa, March, Kicks), así que se nos pidió ser muy cautelosos para no causar un accidente.

Esta pista de pruebas de casi 8.5 kilómetros fue creada en 1994 y en realidad combina diferentes tramos que tienen como finalidad replicar las condiciones de los caminos de México y América Latina. Pero también hay espacio para la velocidad, y para ello, destaca el circuito de “alta velocidad”, que es una especie de óvalo de Nascar de 3.66 kilómetros de longitud, flanqueado con dos curvas peraltadas con 30 grados de inclinación. Normalmente, ahí los ingenieros no circulan más allá de los 150 km/h.

Al volante del Nissan GT-R nos dispusimos a acelerar a fondo, y sí, alcanzar el límite de velocidad se logra en un abrir y cerrar de ojos. Todo con un control total del vehículo gracias a su sistema de tracción integral que domina soberbiamente los 565 HP y 467 lb-pie de torque erogados del V6 3.8L doble turbo de 24 válvulas. Por su parte la transmisión automática de doble embrague de 6 velocidades, realiza los cambios tan rápido como un parpadeo de ojos.

El sonido de los turbos trabajando a todo es simplemente embriagador y la forma en la que las fuerzas G te pegan a los asientos de cubo de perfecta sujeción, lo son aún más. Ahora en la peraltada, el auto mantiene su rumbo sin ningún problema. Para ser sinceros, es un campo de juegos muy pequeño para Godzilla. El no necesita cautiverio, sino al contrario salir a devorar pistas mucho más grandes como Nürburgring. Aunque no hay olvidar que todo auto, nace en un circuito de pruebas como este.

Los frenos son altamente efectivos, puedes circular a alta velocidad y detenerte a la menor insinuación del pedal. En cambio, la dirección, es precisa, pero de una forma un tanto sorpresiva (nuca había manejado un GT-R), resulta hasta un poco suave. Al final del día, estamos ante un Gran Turismo de altísimo desempeño. Sin duda, manejar a Godzilla, fue lo mejor de este track day y sí, tuvieron que bajarme casi a la fuerza.

El segundo en la lista fue el Nissan 370Z Nismo, un automóvil que ya te hemos compartido una prueba a fondo con anterioridad, pero, obviamente, no dejamos la pasar de oportunidad de manejarlo de nuevo.

La sensación de manejo, es curiosamente, todo lo opuesto al GT-R ya que si este es una especie de un mecha sobre ruedas ultra tecnológico, el 370 Nismo, se apuesta por el purismo, y la deportividad a la vieja escuela. La dirección es pesada, la suspensión dura y el motor es un atmosférico V6 de 3.7 L con 350 Hp, que entrega la potencia de forma progresiva lineal, progresiva y contundente.  El sonido del escape es realmente embriagante, con una tonada como de sinfónica. Sin duda, el automóvil perfecto de quienes adoran la conducción en su más estado puro. Ahora, solo tengo una duda, y es que, si este auto aún arranca sonrisas, no me quiero imaginar cómo será la nueva generación que llegará durante el año próximo.

El tercero en discordia fue un Altima, que resultó la sorpresa y es que, al lado de sus hermanos, resultaba hasta discreto. Pero, su neutralidad, comodidad y capacidad para circular a altísima velocidad, sin que eso significase gran esfuerzo del conductor, al contrario. Podíamos mantener una charla con todos los demás compañeros sin necesidad de alzar la voz. Sin duda, el modelo idóneo para empezar a dominar la adrenalina generada previamente.

Tras el circuito de velocidad, acudimos al tramo de durabilidad, que tiene un muestreo de diferentes superficies: adoquín, baches, empedrado, concreto, grava suelta, e incluso uno que asemeja una calle inundada con todo y coladeras abiertas. Obviamente, este no era el lugar para el GT-R por lo que ahora nos pusimos tras el volante de Nissan Frontier y X-Trail.

La verdad, es que ahora, entiendo la fama que Nissan se ha forjado a lo largo de los años y es que esta pista en verdad sirve para poner a prueba los vehículos. La suspensión en verdad sufre y también ayuda a los ingenieros a percatarse de que no existan daños o ruidos prematuros. Resultaba curioso que ahí estuvieras replicados todos los caminos de pésimas condiciones de México y América Latina. Literal, me sentí en casa. Lo bueno es que las Frontier podían con eso y más.

Por último, pusimos a prueba nuestras habilitades en el circuito de “Handling” de 928 metros de longitud. Aquí, lo importante no es la velocidad, sino salir avante de muchas curvas cerradas que desenmascaran la estabilidad del vehículo. Aquí, manejamos, Sentra, Versa, Kicks y March, siendo estos dos últimos las grandes sorpresas.

Según nos comenta César Macías, Manager design engineering de Nissan, estos dos vehículos no solo recibieron una actualización estética y de equipamiento como muchos creen sino también la puesta a punto fue revisada. En el caso de la SUV, llamó la atención la neutralidad con la que trabajaba. El rolling de la carrocería estaba controlado y para ser franco, sí se nota una gran mejora con respecto al modelo pasado que pecaba de suave en ciertas situaciones.

Pero el March, sorprendentemente, fue el que se llevó las palmas. Sorprende como los ingenieros se las ingeniaron para pulir una base mecánica con más de una década de antigüedad. Puede que en el tránsito diario no lo notes, pero cuando lo llevabas al límite, nos demostró que pese a ser el más pequeño, puede ser realmente divertido al volante y no solo eso, ya que también cuenta con una gran estabilidad. Pese al excelente trabajo, sabemos que pronto podría recibir el ESP de serie en todas las versiones y con ello, elevar aún más su desempeño dinámico.

Como podrás ver, este Nissan Track Day 60 aniversario resultó la mejor forma de la marca nipona de darnos una pequeña muestra de lo hoy es la marca. Y es que recordemos, que en los últimos años se involucró en una nueva estrategia en la que no solo desea que se le perciba como una firma que produce autos confiables, sino también tecnológicamente avanzados. Quién sabe que nos depare el futuro para el 70 aniversario. Tal vez, para ese entonces, la tecnología E-Power sea tan común que la encontremos en todos sus modelos. Pero ya estoy divagando.

Esaú Ponce recomienda

Cuéntanos que opinas