logo autocosmos Vende tu auto
Prueba de Manejo

Porsche 911 Targa 4S 2022 primer contacto desde Miami

Si se trata de vivir la experiencia Porsche completa, como estilo de vida, la opción es el Targa y no hay más.

Porsche 911 Targa 4S 2022 primer contacto desde Miami

Durante la semana pasada, fui en representación de Autocosmos a participar del Miami Naples Porsche Experience, una instancia que organiza la marca alemana desde sus cuarteles en Miami para poder manejar algunos de sus autos. Dentro de la nómina de modelos estaba el magnífico 911 Targa, para muchos un modelo muy especial por su concepto de diseño, el cual data de 1965 y que tiene una historia bastante particular.

El Targa fue el último modelo que me tocó manejar, al día siguiente de la ruta que la marca nos había designado, desde Miami hasta Naples, con algunas paradas extra para comer, mirar algunos cocodrilos que se asomaban en la zona de los Everglades y una visita muy educativa al Revs Institute, en especial el pabellón designado a Porsche con exclusivos modelos de colección que narran la historia de la marca desde la vereda más deportiva. Pasamos la noche en Naples en un lujoso resort (el Naples Bay Resort & Marina, un lugar que no podría costear aunque me ganara la Loteria) y al día siguiente, tome las llaves del 911 Targa 4S color gris Ágata, cargué mi mochila, conecté mi teléfono, bajé el techo, me puse mis lentes y me puse en marcha con los demás hacia los Everglades.

El Targa y por qué es especial para mi

Los otros Porsche: en el Miami Naples Porsche Experience también tuvimos al Taycan 4S y al Panamera GTS.

Desde chico, tengo en mi memoria tres modelos de Porsche que siempre he tenido frescos en mi imaginario automotriz, como es el 944, el 930 Turbo y el 911 Targa. Del Targa siempre me gustó esa mezcla entre coupé y convertible, algo que derivó también en los T-Tops de la época, pero quizás lo que más me gustaba de ese 911 es el parabrisas curvo trasero, probablemente porque soy nacido en los ochenta y en ese tiempo, muchos autos deportivos, desde el Corvette hasta modelos japoneses, tenían ese estilo. La configuración Targa se modificó en los años noventa, pasando a ser un techo eléctrico de vidrio que se ocultaba en la luneta trasera, pero manteniendo los arcos sobre las ventanas; era un precursor de los techos panorámicos, pero de Targa nada. Porsche enmendó esta situación con la generación 991, volviendo al pasado y donde la luneta de cristal se abre espectacularmente para esconder el techo de lona que cubre el habitáculo.

¿Cómo anda el 4S de la generación 992 versus un GTS de la generación 991?

La última vez que manejé un Porsche, fue justamente un Targa GTS de la generación 991.2, con poco más de 440 Hp de potencia. Este Targa de la generación 992 tiene algunos cambios, al margen de su nueva carrocería; ahora todos los Porsche llevan las salpicaderas ensanchadas, como en las variantes Turbo, lo que lo hace ver mucho más sexy desde todos los ángulos. Pero es curioso que ahora, el 911 Targa 4S tiene la misma potencia del Targa GTS anterior, casi 440 Hp de potencia y 391l-pie de torque, 15 lb-pie menos que el GTS. También cambia la transmisión pasando de una PDK de siete marchas a una de ocho con el mismo sistema. El 4S es 0.1 segundos más lento que el GTS en lograr el 0 a 100 (3.8 segundos).

Lógico, el GTS de la generación 992 ahora es un auto mucho más potente, pero entonces el GTS ya me parecía el mejor de todos los Porsche, por tener el lujo de las versiones más urbanas con la potencia de los modelos más deportivos y algunos toques exclusivos de diseño. Estaba justo en el medio. El GTS sigue siendo hoy un auto extraordinario, pero veo que Porsche ha subido la vara: antes la marca tenía distintos grados de potencia y equipamiento, para distintos tipos de usuario. Creo hoy que el 4S perfectamente podría cumplir las expectativas de alguien que quiera potencia de verdad, como en un GTS.

¿Qué se siente manejar un Targa por Estados Unidos?

Yo creo que es el sueño de muchos, tener una autopista larga para disfrutar del viaje. El Targa obviamente, por el viento, quizás se disfruta más yendo más lento, porque aunque está bien aislado, igual tienes que hablar fuerte si vas en la autopista. Aunque los autos de lujo se ven con mayor frecuencia en Miami y Naples que en Santiago (obvio, son estándares de vida distintos), aun así el Targa se robaba muchas miradas. Lo mejor que tiene el 911 sin dudas es su posición de manejo, casi perfecta, porque el volante te tapa algunos relojes, pero te deja todo a la mano y te hace sentir parte de la conducción.

La dirección es cuento aparte ya que es un esquema electromecánico, el cual debutó con algunas críticas de los puristas durante la generación pasada. He manejado direcciones electro asistidas y esta es por lejos la mejor de todas ya que solo ayuda lo justo y necesario, sin que dejes de sentir todo lo que sucede en el eje delantero, aun en condiciones que no son de pista.

A la hora de correr un poco, sinceramente, el modo manual de la PDK está tan bien logrado que en carretera te sobra. ¿A qué me refiero? Las cajas manuales hoy las disfrutas en la pista y en caminos sinuosos. En una carretera larga, solo te sirven para enmendar los errores de una caja automática convencional, pero con esta transmisión no hay problema alguno, así que puedes regular todo con la ayuda del acelerador y los modos de manejo disponibles: lógicamente, la mayor parte del tiempo lo dejé en modo Sport.

Con el 911 Targa GTS que había probado anteriormente descubrí que los Porsches nuevos siguen siendo autos caprichosos cuando se les quitan todas las asistencias (Sport+), pero para manejo regular, el modo Sport en el 4S Targa funciona perfecto ya que puedes mantener el control de todo y aun así mantener la exuberancia del motor, porque solo te basta pisar un poco más el acelerador para que la caja baje dos cambios y el motor se transforme en estrella de rock. Y no solo eso, sino que acompañado de un enérgico impulso que te motiva a cruzar la segunda mitad del tacómetro con más frecuencia. También puedes calibrar parte de la suspensión si quieres un manejo más firme o más suave, dentro de lo firme que ya es el 911, pero un usuario promedio no lo notará mucho, salvo que maneje bastante.

Y ya que hablamos de manejo de diario, al llegar de regreso a Miami, con su siempre cambiante tráfico, nos tocó enfrentarnos al ritmo de ciudad. Se hace tan fácil manejar el 911 que de lo único que tienes que preocuparte es de los baches o de algún punto alto. Incluso en el tráfico te hace sentir bien.

Creo que el Targa 4S es un perfecto auto para averiguar lo que es Porsche, más allá del linaje deportivo. Tienes el performance dinámico y la potencia, tienes la ingeniería para hacer que un auto de esta categoría sea respetablemente versátil en su manejo y completo en su equipamiento, tienes el diseño auténtico, estilo con clase y también un poco de lo que todos buscamos cuando manejamos estos autos, porque por como suena, por su techo, los rines de cinco radios y su silueta curvilínea, no deja indiferente a nadie.

Jorge Beher recomienda

Cuentanos que opinas